La Eurocámara pide prohibir a Hungría votar en el Consejo por ‘violar los valores europeos’

Bruselas contesta así a las últimas decisiones del Gobierno de Orbán, como la ley que pone en jaque a la Universidad de Europa Central

El pleno de la Eurocámara pidió este miércoles activar el artículo 7 del tratado de la UE contra Hungría por “violación grave de los valores” europeos tras las últimas decisiones del Gobierno de Víktor Orbán, como la ley de educación que pone en jaque a la Universidad de Europa Central (CEU).

Ese artículo, que aunque pueda proponerlo la Eurocámara solo se invocaría por decisión unánime de los Gobiernos europeos, implicaría que Hungría no podría votar en las reuniones del Consejo de la UE.

Los eurodiputados aprobaron una resolución impulsada por liberales, socialdemócratas y la Izquierda Unitaria que dice que “la situación actual en Hungría constituye un riesgo claro de violación grave de los valores contemplados en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea (TUE) y justifica la puesta en marcha del procedimiento contemplado en el artículo 7”.

La resolución fue aprobada por 393 votos a favor, 221 en contra y 64 abstenciones, y no obtuvo el respaldo del Partido Popular Europeo (PPE), al que pertenece el Fidesz de Orbán.

El PPE presentó una resolución llamando al diálogo entre la Comisión Europea (CE) y Budapest en la que se pedía dar el tiempo establecido en estos casos a Hungría para una enmienda antes de pedir directamente la incoación del artículo 7.

Fuentes parlamentarias explicaron que dentro del propio PPE había algunas voces críticas, que apostaban por abstenerse en la resolución de las fuerzas liberales y de izquierdas de la Eurocámara.

La mayoría de los conservadores y reformistas europeos (ECR) optaron por alinearse con el PPE por su filosofía de no apoyar lo que consideran intromisiones de las instituciones comunitarias sobre los Estados miembros.

La resolución implica el encargo a la comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior de la Eurocámara para que incoe el procedimiento y elabore un informe específico con el fin de someter a votación en el pleno una propuesta motivada en la que solicite al Consejo que actúe con arreglo al artículo 7.

Los eurodiputados lamentan que “los cambios que se han producido en Hungría hayan provocado un grave deterioro del Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales en estos últimos años”.

“Entre otras cosas, a la libertad de expresión, la libertad de cátedra, los derechos humanos de los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados, la libertad de reunión y asociación, las restricciones y obstrucciones de las actividades de las organizaciones de la sociedad civil, el derecho a la igualdad de trato”, estarían para el PE amenazadas en Hungría.

El texto aprobado señala que “Hungría representa una prueba para que la Unión demuestre su capacidad y voluntad de reaccionar ante las amenazas y las violaciones de sus propios valores fundamentales por un Estado miembro”.

Mientras se dirime si se invoca el artículo, piden al Gobierno de Hungría que revoque la ley que modifica determinados actos relativos al aumento del rigor de los procedimientos aplicados en los ámbitos de la gestión de las fronteras y el asilo, y la ley que modifica la Ley sobre la Educación Superior Nacional, y que retire el proyecto de Ley sobre la Transparencia de las Organizaciones que reciben Financiación Extranjera.

Las medidas a tomar contra el Gobierno húngaro ya fueron debatidas con el propio primer ministro Orbán el pasado 26 de abril en pleno, en el que los eurodiputados y la propia Comisión Europea criticaron también el endurecimiento de las reglas sobre ONG y solicitantes de asilo, así como la encuesta puesta en marcha por el Gobierno bajo el título ‘Paremos a Bruselas’.