Telefónica gana 779 millones hasta marzo, un 42,2% más

Los ingresos de la compañía ascienden a 13.132 millones en el primer trimestre, beneficiada sobre todo por los tipos de cambio en Latinoamérica

Telefónica ganó 779 millones de euros en el primer trimestre de 2017, un 42,2 % más que el beneficio obtenido en el mismo periodo del año pasado, tras ajustar a la baja esta última magnitud por la inclusión de O2 en el perímetro del grupo en 2016, ha anunciado este jueves la compañía.

Hace un año, la compañía presentó un beneficio neto de 776 millones de euros en el primer trimestre del 2016, cifra similar a la presentada este jueves, pero al incluir O2 las cuentas reformuladas arrojan un resultado neto de 548 millones de euros para los tres primeros meses de 2016.

La decisión de Telefónica de dejar de presentar O2 como operación en discontinuación hizo que sus activos y pasivos dejaron de clasificarse como mantenidos para la venta y pasaron a presentarse línea a línea por el método de integración global en los estados financieros consolidados.

Telefónica, presente en varios países de Europa y Latinoamérica, tuvo entre enero y marzo unos ingresos de 13.132 millones de euros, un 5 % más que en el mismo periodo de 2016, con una contribución positiva de los tipos de cambios, ya que en términos orgánicos (a tipo de cambio constante y sin cambios en perímetro) subieron un 1,5 %, señaló a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Después de que la Comisión Europea vetase la venta de su filial británica al grupo hongkonés Hutchison, Telefónica anunció en junio pasado que las operaciones de O2 dejarían de incluirse (ya desde los resultados del primer semestre de 2106) entre los activos y pasivos “mantenidos para la venta” y pasarían a integrase en los estados financieros del grupo.

Según la operadora, al pasar a contabilizar como parte del grupo, la amortización (neta de impuestos) hizo que el resultado neto fuera menor en el primer trimestre de 2016.

Crece el resultado bruto de explotación

El resultado bruto de explotación (oibda) creció un 4,8 % hasta 4.021 millones de euros, aunque en términos orgánicos esa subida quedó en un 1,3 %.

La deuda de la compañía se situó en 48.766 millones a 31 de marzo, 171 millones más que a cierre de 2016, a pesar de la generación de caja libre de 599 millones.

Este aumento se debió, principalmente, a la retribución al accionista (186 millones), el pago de compromisos de origen laboral (166 millones), el mayor valor en euros de la deuda neta en divisas (141 millones) y a otros factores, que incluyen la refinanciación de pasivos comerciales (277 millones).

La inversión se situó en 1.621 millones de euros, un 4,4 % menos, y continuó enfocada en el despliegue de redes ultra-rápidas.

A 31 de marzo contaba con 39,9 millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra, mientras que la cobertura poblacional 4G se situaba en el 64 % (88 % en Europa).

La base de clientes de Telefónica era de 346,9 millones a 31 de marzo, con lo que se mantuvo estable en tasa interanual (un 0,1 % menos).