La ‘pulla’ de Juncker al Reino Unido: "El inglés está perdiendo importancia en Europa"

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo este viernes que "el inglés, de manera lenta pero segura, está perdiendo importancia en Europa" al pronunciar un discurso en la Universidad Europea de Florencia (centro de Italia).

Juncker eligió hablar en francés en su intervención, un evento destinado a analizar el futuro de la Unión Europea (UE), porque, dijo, prefería ese idioma "de cara a las elecciones" presidenciales en Francia, que el domingo próximo celebrará su segunda vuelta.

"El Brexit es una tragedia y no un acontecimiento menor", declaró el presidente de la Comisión Europea a propósito de la salida del Reino Unido de la UE.

Y agregó que los británicos "están abandonando la Unión Europea, no al contrario. La diferencia se notará", sentenció Juncker a propósito del resultado de las negociaciones para el abandono del Reino Unido como consecuencia del referéndum celebrado en ese país el año pasado.

En otro momento de su discurso el presidente de la Comisión Europea dijo que "los que sienten que hay que volver a las naciones individuales están equivocados. Ha llegado el momento de unirnos más".

Estas declaraciones de Juncker se producen tan solo dos días después de que la primera ministra británica acusara a las autoridades europeas de intentar hacer descarrilar las negociaciones del Brexit y de interferir en los comicios británicos con "amenazas".

La tensión entre Londres y Bruselas ha aumentado desde que la semana pasada May invitó a una cena de trabajo en Londres a Jean-Claude Juncker y al negociador de la UE ante el Brexit, Michel Barnier.

May y Juncker coincidieron en calificar el encuentro de "constructivo", pero medios alemanes revelaron días después que el dirigente europeo describió en privado la postura de la primera ministra como de "otra galaxia" y se declaró "escéptico" ante las futuras negociaciones.

Tras publicarse esa información, la primera ministra alertó a Juncker de que descubrirá pronto que se enfrenta a una "mujer extremadamente difícil". Ante ese escenario, May trasladó a los británicos que "hoy más que nunca es necesario estar liderados por un primer ministro y un Gobierno fuerte y estable".