Santander gana 1.867 millones hasta marzo, un 14% más por el tirón del negocio

La entidad cierra el primer trimestre con 15,5 millones de cliente vinculados y beneficios en nueve de los diez mercados principales

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto de 1.867 millones de euros entre enero y marzo de este ejercicio, un 14,3 % más que en el mismo periodo de 2016, debido, básicamente, al tirón del negocio en Latinoamérica, España y la unidad de financiación al consumo. En un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad explica que estos resultados, que superan los 1.738 millones de euros calculados por los analistas consultados por Efe, se deben al sólido comportamiento del negocio ordinario, con tendencias positivas en todos los mercados.

El crédito creció un 2,8 % y alcanzó los 795.312 millones de euros, en tanto que la morosidad bajó hasta el 3,74 % de los créditos totales, frente al 4,33 % del año anterior.

La ratio de cobertura del grupo aumentó en un punto porcentual, hasta el 75 %, mientras que el coste del crédito cayó al 1,17 %, una mejora de cinco puntos básicos, explica la nota.

Los depósitos de la clientela se elevaron un 5,2 %, hasta 705.786 millones de euros, al tiempo que los activos totales alcanzaron los 1.351,9 millones tras crecer el 2,1 %.

La entidad cerró el primer trimestre de 2017 con 15,5 millones de cliente vinculados, que son los que consideran a Santander como banco principal, en tanto que los clientes digitales aumentaron en 4,2 millones en el último año y alcanzaron los 22,1 millones.

La presidenta del Santander, Ana Botín, se ha mostrado satisfecha con estos resultados, pese a los desafíos que plantea el entorno. “Hemos comenzado bien el año en todos nuestros mercados, con un crecimiento especialmente fuerte en Latinoamérica, España y en el negocio de financiación al consumo. Estamos aumentando el número de clientes vinculados y adelantando el cumplimiento de nuestros objetivos, y mantenemos nuestra posición como uno de los bancos más eficientes, rentables y predecibles del mundo”, ha resaltado en el comunicado.

El entorno sigue planteando desafíos para el sector financiero, pero las perspectivas para Santander son positivas. Se espera que todas las economías de nuestros principales mercados crezcan este año y confiamos en que el modelo de negocio, junto con la ejecución consistente de nuestra estrategia, nos permitirá seguir ofreciendo en el futuro lo mejor a nuestros clientes y equipos, a la vez que generamos crecimiento rentable”, ha subrayado.

En España, el beneficio neto creció un 17,7 % y alcanzó los 362 millones, tras normalizarse la dotación a provisiones y mejorar el coste del crédito “por duodécimo trimestre consecutivo”.

“Los buenos resultados de la estrategia 1|2|3 se reflejaron en un incremento significativo de los clientes vinculados”, concretamente de 350.000 desde marzo de 2016, mientras que el dinamismo en banca mayorista “impulsó el crecimiento de los ingresos por comisiones”, dice la nota.

Más ganancias en Brasil, menos en Reino Unido

Excluyendo el efecto tipo de cambio, el beneficio creció en nueve de los diez mercados principales.

Por áreas geográficas, la entidad ganó 634 millones de euros en Brasil, el 77 % más, debido en parte al fortalecimiento del real brasileño, en tanto que obtuvo 416 millones de euros en Reino Unido, el 8 % menos, por la depreciación de la libra.

Santander Consumer Finance (SCF), la unidad de financiación al consumo, volvió a acelerar su crecimiento, al ganar 314 millones, el 25 % más, tras la mejora del crédito en todos los mercados y con una mora “históricamente baja”.

En México la entidad obtuvo 163 millones (+ 14 %); en Chile ganó 147 millones, (+21 %); en Portugal, 125 millones (+4 %); en Argentina, 108 millones, un 61 % más, en Estados Unidos, el beneficio aumentó un 16,3 %, hasta 95 millones y en Polonia ganó 59 millones (-8 %).

A cierre de marzo, el banco tenía un ratio de capital de máxima calidad CET 1 del 12,12 %, frente al 12,36 % de un año antes, por encima del mínimo requerido del 9,75 %, mientras el capital CET 1 ‘fully loaded’ (que cumple todas las exigencias de Basilea III), alcanzó el 10,66 %, frente al 10,27 %.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses -que mide los ingresos- se situó en 8.402 millones de euros, el 10,2 % más que un año antes, mientras que el bruto -que añade las comisiones- creció el 12,1 %, hasta 12.029 millones.

Tras restar los costes de explotación, el margen neto (el resultado de explotación recurrente o beneficio antes de provisiones) se situó en 6.486 millones, un 16,4 % más que en marzo de 2016.