Sánchez presenta su programa arropado por los diputados del ‘no’ y la exministra Narbona

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez ha asegurado este lunes que su proyecto político no supone ningún "giro a la izquierda", sino recuperar ese espacio perdido: "No proponemos un giro a la izquierda, sino que queremos que el PSOE vuelva a ser el partido de la izquierda en este país", ha afirmado. Tres semanas después de anunciar su candidatura, Sánchez ha presentado su programa a las primarias arropado por la exministra Cristina Narbona, los diputados socialistas que votaron 'no' a Mariano Rajoy y algunos miembros de su Ejecutiva que se mantuvieron fieles hasta que dejó el liderazgo del partido.

Sánchez ha puesto de largo el documento estratégico con el que tratará de volver a la Secretaría General en el Teatro Fernando de Rojas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, que ha rebosado su aforo. Además de los más de 500 presentes en la sala, otro medio millar de personas han seguido el acto desde una pantalla en el exterior.

Recibido al grito de “no es no” y al ritmo de “Color Esperanza”, la canción de Diego Torres que se ha convertido en himno de los ‘sanchistas’, Sánchez ha dejado claro que quiere un nuevo PSOE capaz de “crear una gran alianza de fuerzas progresistas que ponga fin al austericidio”, y lo ha hecho sobre la idea de que “se gobierna desde La Moncloa”, no desde el Parlamento.

Asimismo, ha manifestado que su candidatura agrupa a los no “nostálgicos del bipartidismo”, pues son conscientes de “la complejidad del sistema actual”, y por ello, ha tendido “la mano a todas las organizaciones” con el objetivo de “poner fin al gobierno de la derecha e implantar el cambio progresista”.

En esta línea, ha añadido que su candidatura y el PSOE que aspira a liderar de nuevo “dice ‘no'” a Mariano Rajoy para “decir ‘sí'” a una “fuerza vertebradora del cambio político”, sustentada en el diálogo.

“Un partido, además, que sea autónomo y libre de injerencias de los poderes económicos”, a los que Sánchez ha pedido respeto, del mismo modo que él se ha comprometido a profesarlo, pero “cada uno en su espacio”.

Previamente, unos minutos antes, también han recibido con una ovación y entre gritos del ‘no es no’ a los socialistas que acompañan a Sánchez en el estrado en esta presentación. Entre ellos estaban los diputados socialistas que rompieron la disciplina de voto: Odón Elorza, Sofía Hernanz, Mariluz Martínez Seijo, Zaida Cantera, Susana Sumelzo y la independiente Margarita Robles.

Robles, además, ha estado en la primera fila, junto a la exministra Narbona y a dos de los redactores del programa de Sánchez: el economista Manu Escudero y el sociólogo José Felix Tezanos, director de la revista Temas, que preside Alfonso Guerra.

Tras ellos, en el estrado se han situado también otros socialistas afines a Sánchez, como los diputados José Luis Abalos y Adriana Lastra. También están los exmiembros de su Ejecutiva Marisa Carcedo e Ibán García del Blanco, la exministra Beatriz Corredor y la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon.

“Pedro Sánchez no está solo”

El diputado guipuzcoano fue el primero en tomar la palabra, para subrayar que actos como éste demuestran que “Pedro Sánchez no está solo”. Elorza ha subrayado además que este documento que presenta la candidatura de Sánchez es su aportación a “la reconstrucción de la unidad en el PSOE”.

Antes de dar la palabra a Manu Escudero, el exalcalde de San Sebastián ha subrayado además que el proyecto del ex secretario general y sus afines “no va contra nadie” ni es “alternativa a ninguna ponencia”, sino que es un esfuerzo para unir al partido.

Escudero, que coordinó el Programa 2000 del PSOE a finales de los años 80 y principios de los 90, ha explicado algunos de los aspectos económicos del documento de Sánchez. El economista ha situado en el neoliberalismo y la precariedad como los enemigos a combatir y ha defendido que “no es verdad” que el documento plantee un “giro a la izquierda”.

“Los socialistas tenemos unos principios desde hace mucho tiempo, no tienen que cambiar, somos los de la libertad, la igualdad y la solidaridad; es lo que somos ahora y lo que hemos sido en el pasado”, ha explicado.

Después, ha tomado la palabra el otro redactor principal del proyecto, Tezanos, quien ha explicado el nuevo modelo de partido que propone Sánchez para el PSOE, que “ha sido mucho tiempo el modelo más democrático” y que, a su juicio, tiene que seguir avanzando.

Dar mayor poder a los militantes

El sociólogo ha defendido que el PSOE no es “un partido de siervos, de súbditos a los que se les pide que callen, se resignen, que no rechisten” y ha apostado por un liderazgo “honesto, coherente”, que entienda que los afiliados son “la columna vertebral de la organización”, que “tiene que ser un partido abierto a la sociedad, en diálogo permanente” y no “un gueto aislado”.

También ha abundado en la necesidad de contar con los militantes, y con los ciudadanos en general, la juez en excedencia Margarita Robles, que ha sido muy aplaudido por el público. Robles, que aunque no es militante se ha definido como “socialista de corazón”, ha defendido que no se puede permitir que “sólo unas élites dirijan la vida política de este país”, en “despachos” en los que se decide por todos.

Además, la diputada por Madrid, que rompió la disciplina de voto en la investidura de Rajoy, ha defendido que el “no es no” es importante porque demuestra una forma de hacer política que cumple con sus compromisos. En cambio, ha acusado a la Gestora y a quienes apoyaron la abstención de pensar sólo en “intereses puramente electorales”.

La última en tomar la palabra, antes de que lo hiciera Sánchez, ha sido la exministra de Medio Ambiente. Narbona ha defendido que “hoy más que nunca” en España hace falta un cambio de políticas y ha subrayado que este proyecto mira al futuro con propuestas nuevas, con una “mirada global”. Y ha animado a los militantes y simpatizantes a estudiar el documento que defendió Sánchez. “Las ideas necesitan líderes valientes y comprometidos que estén dispuestos a llevarlas adelante y por eso estoy aquí porque creo que Pedro lo puede hacer”, ha dicho.

RELACIONADO