El Banco de España pide elevar la edad de jubilación y completar las pensiones con planes privados

El gobernador de Banco de España, Luis María Linde, ha sugerido que permitir la ampliación de la vida laboral por encima de los 67 años tendría efectos positivos sobre la sostenibilidad financiera del sistema de la Seguridad Social. En su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso, Linde ha indicado que prolongar la edad de jubilación hasta los 67 años es una opción que se justifica por el aumento de la esperanza de vida, el retraso en la entrada en el mundo laboral, la menor necesidad física que requieren la mayoría de trabajos en la actualidad y la mejora de las condiciones físicas en edades más avanzadas.

“Cualquier medida encaminada a desincentivar la jubilación anticipada y permitir la ampliación de la vida laboral por encima de los 67 años tendría efectos positivos sobre la sostenibilidad financiera del sistema“, ha señalado.

Ha añadido que algunos países han optado por incluir también en sus mecanismos de sostenibilidad un enlace automático entre la esperanza de vida y la edad a la que se permite la jubilación.

Otros países -ha puntualizado- lo han enmarcado en un sistema de cuentas nocionales de contribución definitiva. Sobre este modelo ha afirmado que tiene algunas ventajas para mejorar la transparencia del sistema.

Precisamente, Linde ha pedido que se suministre a los ciudadanos toda la información necesaria sobre su futura pensión para que les permita tomar una decisión sobre su ahorro.

Por otra parte, ha explicado que también se podría plantear extender el papel del ahorro para la jubilación, de modo que permita complementar los recursos del sistema contributivo público con la acumulación de activos financieros con los que suplementar las futuras pensiones públicas. No obstante, ha puntualizado que mecanismos de capitalización son complejos y requiere un análisis previo para ver cómo se implanta, si es voluntario u obligatorio y la rentabilidad que puede ofrecer.

Revisar los planes de pensiones privados

Por otro lado, Linde ha considerado conveniente analizar “en serio” los planes de pensiones privados porque no son eficientes y tienen un elevado coste, aunque ha defendido que los planes complementarios son “útiles” para garantizar las futuras pensiones.

Linde ha afirmado que implantar sistemas de ahorro privados o mixtos (público-privados) “es una buena idea”, si bien ha subrayado que el sistema público de pensiones es “irremplazable”. “Son vías razonables, sensatas y útiles”, ha dicho sobre los planes de pensiones complementarios, que hay que ver “no como algo sustitutivo”.

Linde ha afirmado que se puede estimular esta fórmula de ahorro aunque ha asegurado que no cree “que los sistemas de pensiones privados sean eficientes por su elevado coste”.

El gobernador del Banco de España ha reiterado que podrían recurrirse a nuevas fuentes de financiación de las pensiones vía impuestos, pero ha puntualizado que en todo caso sería con impuestos indirectos, pese a que no se ha aventurado a decir cuáles. Linde ha añadido que “la ruptura de la contributividad no es bueno” y ha recordado que “también los pensionistas pagan impuestos y hay que tenerlo en cuenta”.

Ha incidido en que subir cotizaciones, ya sea vía tipos, bases mínimas o máximas “no es bueno para el empleo”. En todo caso, ha apoyado la creación de cuentas nocionales, que aunque no resuelven el problema de fondo, merece la pena estudiarse porque hacen más transparente el sistema.

Linde también ha negado que la reforma laboral de 2012 haya provocado la caída de los ingresos del sistema vía cotizaciones sociales y, aunque ha puntualizado que la devaluación salarial, “claro” que ha podido influir, tampoco ha sido la causante del agujero de la Seguridad Social.

De esta forma, el gobernador respondía al líder de Podemos, Pablo Iglesias, al señalar que la reforma laboral “trata de poner bases para que el empleo se recupere lo más rápidamente posible”. “En conjunto no puede decirse seriamente que sea la causante de la caída de los ingresos por cotizaciones. De ningún modo puede achacarse”, ha reiterado.

El dirigente del organismo supervisor también se ha referido a la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas con la subida del IPC y ha afirmado que se plantea un problema que habría que discutir.

Las críticas de los grupos

Todos los portavoces de los grupos parlamentarios, salvo el PP, han echado en falta que el gobernador no se haya referido al mandato constitucional de garantizar la suficiencia de las pensiones y que haya centrado su intervención en las medidas para mejorar su sostenibilidad.

La portavoz socialista, Mercé Perea, ha insistido en pedirle un cálculo sobre la pérdida de poder adquisitivo que acumularán las pensiones en la próxima década como consecuencia de la aplicación completa de las reformas de 2011 y 2013.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, le ha preguntado por propuestas para garantizar unas pensiones suficientes a los parados de larga duración y a los autónomos, para resolver la brecha de género o para evitar que los pensionistas se vean obligados a aceptar “minijobs” para completar su jubilación.

El portavoz de Ciudadanos, Marcial Gómez, ha lamentado que se haya centrado en las medidas para reducir el gasto en pensiones y el diputado del grupo mixto, Carles Campuzano, ha reivindicado la equidad, la justicia y la suficiencia como elementos fundamentales de las pensiones.

El portavoz del PP, Gerardo Camps, ha afirmado que el informe del Banco de España ha sabido retratar la realidad de los problemas que afronta el sistema de pensiones.

RELACIONADO