Los alemanes prefieren a Schulz como canciller frente a Merkel, según un sondeo

El 50 % de los alemanes votaría al candidato socialdemócrata Martin Schulz como canciller si en las elecciones generales de septiembre se pudiese elegir directamente al jefe del Gobierno, frente a un 34 % que apoyaría a la cristianodemócrata Angela Merkel, según un sondeo publicado este jueves.

De acuerdo con la encuesta Deutschlandtrend, Schulz ha ganado nueve puntos porcentuales con respecto a la semana pasada -inmediatamente después de ser propuesto aspirante- y Merkel ha cedido siete puntos en ese mismo período de tiempo.

Sin embargo, el estudio indica que las filas de Merkel -la Unión Cristianodemócrata (CDU) y la bávara Unión Socialcristiana (CSU), que concurren juntas- seguirían siendo el bloque más votado si hubiese elecciones este fin de semana.

También un 34 % de los encuestados se decanta por la CDU/CSU (tres puntos porcentuales menos que hace un mes), mientras un 28 % prefiere al Partido Socialdemócrata (SPD), lo que supone un incremento de ocho puntos porcentuales con respecto a enero y un máximo en esta legislatura.

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) obtendría un 12 % de los votos (tres puntos porcentuales menos que hace un mes), La Izquierda y Los Verdes obtendrían un 8 % (uno menos) y el Partido Liberal (FDP) mejoraría en un punto sus apoyos, hasta el 6 %.

Con este reparto de votos y seis partidos en el Bundestag (cámara baja alemana) por primera vez desde la II Guerra Mundial, el 43 % de los encuestados considera que sería “bueno” o “muy bueno” que se reeditara la actual gran coalición, esto es, que compartan el Ejecutivo la CDU/CSU y el SPD.

Un gobierno de conservadores y verdes sería apoyado por un 36 % de los encuestados, mientras que un 33 % se decanta por un tripartito de izquierdas conformado por los socialdemócratas, los verdes y La Izquierda.

Varios expertos habían apuntado que el nombramiento de Schulz, expresidente del Parlamento Europeo, como candidato daría un impulso a las tasas de apoyo del SPD, aunque coincidieron en señalar que probablemente este revulsivo no se demostraría duradero.

El presidente del SPD, Sigmar Gabriel, anunció el 24 de enero que no iba a presentarse como aspirante a las elecciones y propuso a Schulz para este puesto, una decisión que días después ratificó la dirección del partido.