La Eurocámara y la Comisión Europea ningunean a Puigdemont

El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, no se reunirá con ninguna autoridad de la Comisión Europea (CE) ni del Parlamento Europeo (PE) la próxima semana, cuando tiene previsto pronunciar una conferencia en Bruselas. Así se lo confirmaron hoy a Efe fuentes de la CE y de la Delegación de la Generalitat de Cataluña ante la Unión Europea (UE).

“El presidente viene a la conferencia el martes 24 a las 19.00 (18.00 GMT) y esa es su agenda”, señaló una portavoz de la delegación catalana en la capital belga en relación a un evento que tendrá lugar en las instalaciones del PE, que es ajeno al evento.

Puigdemont explicó el domingo en declaraciones a la cadena de televisión 8TV que su cita en Bruselas -en la que estará acompañado por el vicepresidente de la Gobierno regional catalán, Oriol Junqueras, y por el consejero de Exteriores, Raül Romeva– servirá para exponer su intención de convocar un referéndum de independencia en Cataluña.

Desde la Comisión Europea confirmaron que Puigdemont no ha solicitado entrevistarse con ninguno de sus miembros y que no hay ninguna reunión prevista, mientras que tampoco hay ninguna reunión en el Parlamento Europeo.

Respecto a la citada conferencia, el ministro español de Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, aseguró este lunes a su llegada a Bruselas que España explicará a sus socios comunitarios que el orden jurídico del país no justifica un referendo sobre la independencia de Cataluña.

“Nosotros vamos a explicar por nuestra parte cuál es el orden jurídico en España y cuál es la situación”, indicó Dastis a la prensa a su llegada a un consejo de ministros de Asuntos Exteriores de la Unión.

“Y, por lo tanto, vamos a hacer frente a cualquier intento para justificar algo que yo creo que desde el punto de vista jurídico no es justificable”, agregó el jefe de la diplomacia española, que antes de entrar en el Gobierno ejerció como embajador español ante la UE.

Puigdemont realizó en mayo pasado un primer viaje a Bruselas, en el que tampoco incluyó reuniones con altos cargos europeos porque, dijo entonces, ese no era el objetivo de esta visita, que se limitó a reuniones con autoridades regionales de Flandes.