Rajoy confía en una legislatura larga y trata de calmar a C’s: ‘Es un socio preferencial’

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha reunido este miércoles, sin previo aviso, con la dirección del grupo popular en el Congreso. Según fuentes del PP, el jefe del Ejecutivo ha decidido sumarse al encuentro para conocer de primera mano las negociaciones y conversaciones que mantiene la dirección parlamentaria con otros grupos, antes de la rueda de prensa de balance de año que ofrecerá el próximo viernes.

En el encuentro, el presidente se ha mostrado optimista, ha manifestado que trabaja para que la legislatura sea larga, pese a que, dada la minoría del PP, “el camino que se alumbra pasa por el diálogo y el acuerdo”, según ha manifestado al término de la reunión el portavoz parlamentario, Rafael Hernando.

El dirigente ha tratado de aplacar el malestar de Ciudadanos tras los últimos acuerdos económicos con el PSOE (sobre el bono social o el techo de gasto), cuya trascendencia ha reconocido, y de los que ha sido excluido el partido naranja. Hernando ha zanjado el asunto con esta sentencia: “Ciudadanos es el socio preferencial”. Aún así, Hernando ha reconocido que existen “desacuerdos puntuales” con la formación de Albert Rivera, a los que ha quitado hierro en el marco de unas relaciones que ha calificado como “cordiales”.

El PP pretende que los socialistas se sumen a otros acuerdos futuros que se contemplan en su pacto con Ciudadanos y que también formaban parte del texto suscrito por el PSOE y el partido “naranja” de cara a la investidura fallida de Pedro Sánchez. Hernando ha resaltado que la situación interna del PSOE “es la que es”, pero que la han obviado en el proceso de diálogo y así van a seguir haciendo. Sí ha reconocido las dificultades de acordar con Podemos, porque más allá de las diferencias ideológicas, ha explicado que con este partido se puede llegar a algún pacto que, por su sistema de toma de decisiones, luego es revisado.

En cuanto al PNV, ha confiado en que “jueguen el partido, se pongan las camisetas y las botas y salgan al campo”, y ha deseado que “con el paso del tiempo” se pueda reconducir también el diálogo con el PDECAT. Con Coalición Canaria ha recordado que existe un acuerdo y hay intención de sacarlo adelante.

Retomando la idea de Rajoy, el portavoz del grupo popular ha elogiado el espíritu constructivo demostrado al inicio de la legislatura aunque haya algún partido “que siga manteniendo posiciones que a veces se manifiestan demasiado estrictas o sectarias”. Hernando ha apelado a la responsabilidad de todos los partidos para seguir llegando a acuerdos. “Nadie debe esconderse detrás de pancartas o eslóganes. Todos tienen la obligación de retratarse en los próximos periodos de sesiones, de ser útiles”, ha resaltado.

El PP no se cierra a dialogar sobre posibles cambios en la reforma laboral, pero advierte de que no puede haber una legislatura “derogadora” que liquide medidas económicas como esa que cree que han demostrado su utilidad. Ante las iniciativas de otros grupos para derogar esta reforma, está dispuesto a negociar algún cambio mediante un mecanismo similar a la creación de una subcomisión en el Congreso que estudie este asunto. No hay previsión concreta sobre cuándo presentará el Gobierno su proyecto de ley de presupuestos para 2017, y aunque Hernando confía en el apoyo de Ciudadanos, no lo da aún por conseguido.

A la salida de la reunión y a preguntas de los periodistas, Rajoy se ha reconocido “optimista y realista”. “Si trabajamos para construir, todo saldrá adelante; pero todos tenemos que ser constructivos”, ha dicho.

Antes, a su llegada al Congreso, el presidente ha bromeado con los periodistas que le han felicitado por su aniversario de boda hoy 28 de diciembre, Día de los Inocentes: “Aquí sigo, de momento no he sido despachado”. Rajoy se casó con Elvira Fernández en la isla de La Toja (Pontevedra) el 28 de diciembre de 1996, a los pocos meses de que el PP llegara por primera vez al Gobierno y de que José María Aznar le nombrara ministro de Administraciones Públicas. La reunión de Rajoy con el grupo popular ha coincidido también con su segundo mes desde la investidura.