Alcobendas instala el primer puente peatonal impreso en 3D

El municipio madrileño de Alcobendas ha instalado en el parque de Castilla-La Mancha el primer puente peatonal del mundo impreso en 3D en hormigón siguiendo técnicas de arquitectura orgánica y biomimética

Alcobendas ha instalado el primer puente peatonal del mundo impreso en 3D y construido en hormigón siguiendo técnicas de arquitectura orgánica y biomimética que, según informa el ayuntamiento de la localidad madrileña, es el primero del mundo de estas características.

Hasta el momento no existía ninguna aplicación de esta tecnología en el campo de la ingeniería civil, por lo que su apertura representa un “hito” para el sector de la construcción a nivel internacional, considera el consistorio en un comunicado.

La estructura, de doce metros de largo y casi dos de ancho, está ubicada en el parque de Castilla-La Mancha.

El consistorio explica que se trata de una estructura “innovadora” y de tecnología “sostenible y versátil”, que no ha supuesto ningún coste económico al ayuntamiento.

El proyecto de ejecución del puente peatonal y la tecnología empleada para impresión 3D de las ocho piezas que conforman la pasarela ha sido diseñada por Acciona, mientras que el diseño arquitectónico del puente ha corrido a cargo del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC).

El ayuntamiento ha hecho hincapié en las ventajas de la impresión en tres dimensiones a gran escala en hormigón, como la versatilidad para construir elementos estructurales con total libertad de formas, sin necesidad de moldes o encofrados; y la flexibilidad y capacidad de adaptación a cualquier forma.

También se han referido a la minimización de la cantidad de residuos por el reciclado de la materia prima durante la fabricación, y a la reducción de recursos y de energía necesaria para la realización de elementos constructivos de hormigón, entre otras cuestiones.