Las FARC esperan la orden para ir a las zonas de reunión donde dejarán las armas

Tal y como anunciaron hoy los líderes de las FARC, sus guerrilleros no iniciaron este martes como estaba previsto su tránsito a las zonas donde deben reunirse antes de dejar las armas y continúan a la espera de recibir esa orden en lugares apartados, según pudo constatar Efe. El integrante del Estado Mayor del "Bloque Martín Caballero", alias "Fabio Borges", explicó que no han recibido "ninguna orden de las instancias superiores en el sentido de iniciar el traslado" a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) ni a los Puntos Transitorios de Normalización (PTN) en las que deben reunirse.

simanca-448"Podemos afirmar que no hay ningún traslado y que por ende las estructuras guerrilleras permanecerán en los puntos de preagrupamiento como hasta ahora", manifestó "Borges", que acampa en un punto cercano a la aldea Conejo en las estribaciones de la Serranía del Perijá (norte).

Mientras reciben esa orden, el guerrillero confirmó que mantienen el alto al fuego y cese de hostilidades bilateral y definitivo y siguen con sus actividades habituales en los campamentos con "una intensa actividad de pedagogía del acuerdo final y exhortando a las comunidades a organizarse para su implementación".

El acuerdo de paz, refrendado por el Congreso el pasado 30 de noviembre, establece que al día siguiente de ese paso comenzaría el "día D" para la implementación de lo pactado.

Eso incluye el inicio, cinco días después, es decir hoy, del traslado de los guerrilleros a las zonas donde se concentrarán.

Los miembros del "Bloque Martín Caballero", que actúan en la región caribe de Colombia, esperan las condiciones para movilizarse a las zonas situadas en las aldeas Los Encantos, municipio de La Paz, en el departamento del Cesar, y de Pondores, municipio de Fonseca, en el departamento de La Guajira.

Y seguirán esperando ya que, según pudo constatar Efe, el punto de reunión de Pondores no cuenta con las condiciones necesarias para acoger a los guerrilleros.

Así lo explicaron este martes varios de los líderes de las FARC, que destacaron que los guerrilleros ya no están en "escenarios de despliegue estratégico para la guerra" y se han ofrecido para trabajar en la construcción de las infraestructuras.

"En este momento en el punto, como tal, donde deben llegar las FARC para comenzar el proceso de reincorporación a la vida civil, no hay nada de construcción", indicó alias "Helio Durán", integrante del Mecanismo de Monitoreo y Verificación del Cese al Fuego en esa región.

"No han llegado las constructoras a crear las condiciones mínimas de logística para poder movilizarnos e inclusive la carretera por la que se accede al punto es una trocha por la que solo vehículos cuatro por cuatro pueden pasar", expresó "Durán".

A la fecha, el único trabajo que está avanzado es el campamento donde quedará la sede local del mecanismo de supervisión, donde trabajará la comisión tripartita integrada por la ONU, el Gobierno de Colombia y las FARC.

"Vamos a esperar qué explicación da (el Gobierno) frente a eso, pero mientras tanto continuamos en el punto de preagrupamiento que tiene mejores condiciones que el otro", insistió.

"Durán" valoró la decisión de colaborar en la construcción de infraestructuras porque tienen sus "propios diseños de campamento" y pueden adecuar el lugar de acuerdo con sus necesidades.

Por otra parte, el jefe del equipo negociador de las FARC, alias "Iván Márquez", manifestó que su movilización a las zonas de reunión también está condicionada a que "estén despejados los caminos de obstrucciones jurídicas".

En este sentido, "Borges" dijo que están "esperando las orientaciones del secretariado para el traslado de las unidades".

"Dentro de lo que tenemos presupuestado no está el traslado a la zona mientras no exista la seguridad jurídica que la Ley de Amnistía entraría a resolver, todo el tiempo hemos trabajado con la idea de que primero estará lista la ley porque de lo contrario nos dejaría en un limbo jurídico", concluyó.