Valquejigoso V2 2008, un tesoro enológico en los alrededores de Madrid

Según la revista americana 'The Wine Enthusiast', este excepcional vino se ha posicionado entre 'los elegidos'

Art+¡stica Valquejigoso V2 2008 - 1

El vino V2 2008 de la Bodega Valquejigoso, situada en un entorno privilegiado en la finca del mismo nombre de la localidad madrileña de Villamanta, ha sido elegido como uno de los 100 mejores vinos del mundo, según la prestigiosa revista americana The Wine Enthusiast.

Este TOP 100 se ha elaborado a partir de una selección previa de las mejores bodegas de todo el mundo en este último año. De entre los 1.000 vinos finalistas, V2 2008 ha conseguido posicionarse entre los mejores con una alta puntuación.

La gran calidad y la capacidad de guarda son los dos criterios que los expertos han valorado a la hora de hacer este ranking. Entre estos 100 mejores sólo 5 vinos españoles lo han logrado además de 30 vinos americanos, 24 franceses, 20 italianos y 7 de Australia.

Valquejigoso V2 2008 es resultado del coupage de los vinos procedentes de 32 microparcelas con suelos de arenas graníticas, cuya capa de arcilla está muy próxima a la superficie. Como es habitual en Valquejigoso, el clima de cada añada es determinante para definir el carácter final del vino y, en 2008, fue el ideal para la madurez de la uva.

Elaborado con las variedades cabernet sauvignon (57%), petit verdot (16%), tempranillo (11%), cabernet franc (9%) y negral (7%), las parcelas de esta añada se criaron por separado durante 28 meses en barrica nueva de roble francés y, tras definir las proporciones definitivas de la mezcla, se realizó el embotellado en mayo de 2011.

Como se ha mencionado anteriormente, la Bodega Valquejigoso está situada en un entorno privilegiado, un antiguo coto de caza, en la finca del mismo nombre que pertenece a la localidad madrileña de Villamanta.

Haciendo un poco de historia, la Finca Valquejigoso fue adquirida por la familia Colomo en febrero de 1986 al conde de Caralt. A partir de 1992, año en el que se fragua el proyecto vitivinícola, la finca pasa de ser un importante coto de caza para la aristocracia europea, a una bodega en toda regla.

La plantación de las primeras viñas tiene lugar en 1997 y se emplea el método del injerto. Contribuyen al proyecto viveristas franceses de renombre como Renoux – esencialmente basado en Burdeos - y equipos especialmente venidos de Francia para aportar su experiencia en la plantación 'a horquillo', un método ancestral que requiere un pesado trabajo manual.

Además, el diseño de la Bodega de Valquejigoso intenta ser un ejemplo de cómo el continente debe amoldarse a una función y cumplir con el objetivo de su creación: elaborar con el máximo cuidado y con las mejores condiciones posibles su producto más valioso, el vino.

Una vez cumplida esta misión principal, la bodega se construye bajo unos parámetros de calidad fuera de lo común y se le dota de unas instalaciones de última tecnología para cubrir todas las exigencias de los distintos procesos de vinificación.

Se trata de un tinto intenso y elegante; un gran vino con mucha vida por delante.

Su precio es de 90 euros, pero no se asusten, los vale.