Muere tiroteado en la plena calle por su propia banda en Alcobendas

Un joven de 18 años, vinculado a los Dominican Don't Play, recibió un balazo cerca del corazón durante una pelea en la que estuvieron implicadas unas diez personas

Una pelea entre unos ocho o diez miembros de la banda latina Dominican Don't Play ha sido la causa de la muerte de un joven de 18 años, Enrique M.R., que he recibido un disparo en plena callae en la localidad madrileña de Alcobendas. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía Madrid han indicado a Efe que el joven, de padre español y madre dominicana, tenía relación con los Dominican Don't Play aunque no era miembro de pleno de derecho de ella, a la que sí pertenecía al parecer su agresor.

Según las mismas fuentes, en total ha sido una decena de jóvenes los que se han enfrentado en la calle Navarra de la localidad, donde Enrique M.R., que había sido detenido en alguna ocasión, ha recibido un disparo en el pecho tras una reyerta por alguna diferencia interna en el grupo.

El suceso ocurrió sobre las 14:30 horas, en una pelea en la que la víctima sacó una navaja tipo mariposa. Otro de los implicados hizo uso de una pistola, le disparó, y Enrique M.R. quedó malherido.

Cuando los sanitarios del Summa llegaron, encontraron a la víctima con un disparo que le habría afectado a órganos o vasos vitales, ya que sufrió una pérdida masiva de sangre y entró en parada cardiorrespiratoria.

Los facultativos lograron sacarle de la parada, pero a continuación sufrió otra mientras era trasladado al hospital La Paz y ha fallecido.

Al lugar acudieron la Policía Local de Alcobendas y la Policía Nacional, que investiga el suceso. De momento, no hay detenidos.