Amaia Salamanca amadrina la colección otoño/invierno 2016-2017 de Amici

Muy recuperada de su tercer embarazo, se decantó por un 'jumpsuit' azul marino con estampado en beige

Amaia Salamanca

La firma de moda Amichi renueva su imagen de la mano de Amaia Salamanca, la conocida actriz ha sido la elegida para dar vida a la colección de otoño/invierno 2016-2017. La popular actriz aprovechó para hablar de su reciente maternidad que ha colmado de felicidad a la preciosa familia numerosa que ha formado junto al empresario, Rosauro Varo.

Amaia Salamanca, un icono ya en el mundo de la moda por sus estilismos cuidados y elegantes, da la mano a la firma de moda Amichi para crear una serie de prendas de lo más idóneas para lucir perfecta esta temporada, sea cual sea la ocasión. La conocida intérprete eligió para la ocasión un exquisito jumpsuit azul marino con detalles en beige que marcaban su estupenda figura después de haberse convertido en madre por tercera vez de un niño llamado Mateo hace un mes.

Ha conseguido cumplir su sueño de formar una familia numerosa de la que está de lo más orgullosa. Sus hijos, Olivia, de 2 años, Nacho de 1 y Mateo, que tiene apenas algo más de un mes, son el motor de su vida.

En el plano profesional también le va muy bien. Este año ha protagonizado dos de las series más populares, 'Velvet' y 'La Embajada' y también la película 'Nuestros amantes'.

La actriz asegura que "hasta el momento, en estos últimos tres años que he sido mami, he tenido poco de salvaje, he estado muy tranquilita en casa. Ahora que he dado a luz quiero tener tiempo para mí y volver a lo salvaje".

Sobre el tipo de ropa con el que se siente más cómoda afirma que "en mi día a día apuesto por cosas que me sientan bien. Me gustan mucho los básicos y arriesgar me cuesta un poco. Para eventos de noche arriesgas más, pero en el día a día ropa cómoda. Además, cuando eres madre tienes que andar detrás de niños que corretean por todas partes".

Sobre sus trucos de belleza confiesa que "no soy de las personas que se pasa mucho tiempo. Ahora que acabo de dar a luz te ves peor y creo que necesito ponerme más guapa, así que me arreglo más. Pero en el día a día, desmaquillarme e hidratar la piel que es muy importante".

En cuanto a su fantástica recuperación tras su último parto asegura que "realmente no he hecho nada. Sigo comiendo de todo, con una alimentación completa al dar el pecho. No he podido comenzar a hacer deporte. Durante la cuarentena no puedes hacer deporte y estoy con muchas ganas de empezar". Y aunque ayuda estar detrás de tres niños, cuenta que "también por genética, por cómo es mi familia, tengo esa suerte. Durante los embarazos no engordo excesivamente".

La llegada de Mateo a casa no le ha supuesto un gran cambio, "creo que el cambio realmente es tener un hijo, el primero. No puedes improvisar para irte de cervezas, no eres tú solo sino que alguien depende de ti. Hay que saber coger la rutina de estar con tus hijos. Pero ahora no es tanto cambio como tener al primero".

Ha sido madre muy joven y cuenta que también "mi madre fue madre muy joven y tengo una excelente relación con ella. Tenía muchas ganas de ser mami, pero las cosas llegan cuando llegan. Siempre dije que quería tener tres hijos y ha sido todo muy rápido".

Y ahora se planta, "dije que quería tener tres hijos y ahora a disfrutar de ellos. Además de dedicarme a mi familia, también dedicarme a mi profesión y combinar la vida familiar y profesional".

De momento no tiene prisa por volver al trabajo porque "ahora mismo me había tomado tiempo hasta enero para dar el pecho al niño y estar con mi familia. De momento no sé nada, no hay nada fijo. Mi idea es comenzar a trabajar a partir de enero pero a lo mejor no surge nada".

Su último trabajo fue en 'La Embajada' y estaba embarazada, "he tenido la suerte de poder combinar los embarazos y seguir trabajando. Me siento muy afortunada y agradecida a los productores que me dejaron trabajar cuando estaba embarazada. También a Amichi que quisieron seguir colaborando conmigo hasta que tuve el bebé".

Reconoce que se siente una privilegiada, "siempre he dicho que me siento muy afortunada, he tenido mucha suerte por cómo se han desarrollado las cosas. Tengo vértigo al pensar que todo esto pueda cambiar".

Sobre las renuncias que ha hecho para ser madre dice que "estando embarazada he estado haciendo deporte, pero más tranquila. Pero no he podido coger mi moto. Ser madre hace madurar, te das cuenta de que no eres sólo tú. Intentaré inculcarle a mis hijos mi pasión por el deporte".

De momento, no tiene ganas de casarse, "tener tres hijos y formar una familia me parece formar un contrato para toda la vida. No he tenido esa inquietud nunca".

Sobre el bautizo del niño dice que "en algún momento habrá que bautizarle igual que a sus hermanos".