Fernández Díaz presidirá la Comisión de Peticiones tras ser vetado en la de Exteriores

Jorge Fernández Díaz presidirá la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados, en la que el reglamento establece que la presidencia sea para el partido con mayor representación en la Cámara. La decisión se ha tomado después de que el PP se viera obligado a dar marcha atrás en su pretensión inicial de que el exministro presidiera la Comisión de Exteriores debido al rechazo de toda la oposición. El PSOE, que había anunciado su intención de votar en blanco, ha dado un giro radical en cuestión de 24 horas y ha amenazado con presentar un candidato alternativo propio.

fernandezdiaz-448Este movimiento de última hora del PSOE ha forzado un aplazamiento de la votación a solicitud del PP. E, inmediatamente después, el anuncio de la retirada de la candidatura de Fernández Díaz.

Desde el PP, han empezado insistiendo en que seguirían presentando al exministro, pese a estar reprobado y tener abierta una comisión de investigación en el Congreso. Pero, al mismo tiempo, su portavoz, José Ramón García Hernández, se ha mostrado dispuesto “al diálogo pero sin cesiones”. Poco después, el propio Fernández Díaz ha avanzado que se ponía a disposición de su grupo para no ser un obstáculo en la constitución de las comisiones parlamentarias. “Estoy hablando con mi grupo parlamentario. Estoy a lo que determine y no voy a poner problemas. Haré lo que me pida”, ha declarado a los periodistas en los pasillos del Congreso.

Pese a que el PP no ha reconocido oficialmente hasta el momento que no volverá a presentar la candidatura de Fernández Díaz a Exteriores, durante la comisión del Tribunal de Cuentas ha tratado de negociar la alternativa de que liderara esta comisión. Algo a lo que el PSOE se ha vuelto a negar. Finalmente, esta tarde el grupo parlamentario popular ha remitido un escrito a la Mesa del Congreso en el que propone a Fernández Díaz para presidir la Comisión de Peticiones de la Cámara, ya constituida, por lo que no requiere votación.

Según ha informado el PP a través de su cuenta en Twitter, se trata de sustituir a la presidenta de la Comisión de Peticiones, la diputada Pilar Rojo Noguera, que causa baja, por Jorge Fernández. Apela el PP al artículo 40, en relación con el 48 y el 49,1 del reglamento de la Cámara, para comunicar estos cambios en la Comisión de Peticiones, que fue de las primeras en constituirse, por lo que ya no es necesario votar la presidencia. De este modo, el ajuste en la presidencia o en cualquier otro puesto no requiere votación. Además, el reglamento señala que la citada comisión estará presidida por un diputado del grupo mayoritario.

El agitado debate en la Comisión de Exteriores

En su intervención en la comisión de Exteriores, que preside en funciones Eduardo Madina, el portavoz del PSOE, Ignacio López Amor, se había mostrado satisfecho de que el PP presentara un aplazamiento para reflexionar con el fin de que pudiera preservar el pacto de las presidencias pero asegurando que no apoyarían la candidatura de Fernández Díaz si volvía a presentarse. El portavoz ha alegado que el exministro tiene un contencioso con el Parlamento además de estar reprobado por la Cámara, como las causas para no apoyar esa presidencia. Y ha insistido en que ellos apoyarán a cualquier otro candidato del PP.

Por su parte, el portavoz del PP, José Ramón García Hernández, ha agradecido que la Comisión aceptara el aplazamiento y ha criticado que “se hace un flaco favor a esta Cámara al sucumbir a los populismos” en relación a la intención de Podemos de proponer un candidato alternativo incumpliendo los pactos anteriores.

La petición del aplazamiento se ha producido, según fuentes del PSOE, porque tras insistir ante el Gobierno y el PP en la necesidad de que presentaran un candidato que fuera idóneo, esta misma mañana el PSOE les ha comunicado que estaban dispuestos a presentar un candidato alternativo para presidir la comisión con el compromiso de que si hubiera sido elegido dimitiría en el momento en que el PP hubiera presentado un candidato alternativo. Todo ello con el fin de mantener el acuerdo para que el PP pueda presidir la comisión de Exteriores.

Desde el PP siguen insistiendo en que cada grupo elige “a sus representantes sin que haya ninguna disquisición y si no estaríamos cambiando el concepto de justicia. Desde Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, ha defendido que es al PP a quien le corresponde decidir la idoneidad del candidato a presidir la Comisión pero considera que “meter con calzador algunas cosas y forzar situaciones no es lo más adecuado” precisamente en un momento donde se espera que se generen los mayores consensos posibles.

Por su parte, el portavoz de Exteriores de Podemos, Pablo Bustinduy, cree que es “una pequeña victoria” de la oposición el hecho de que el PP se haya replanteado su propuesta y ha explicado tras la reunión que la formación morada ha estado en contacto continuo con los socialistas desde que se presentó la candidatura del exministro del Interior. A su juicio, “esto demuestra que hacer en el parlamento sirve” al tiempo que ha considerado que los socialistas están sometidos al chantaje del Gobierno desde que se abstuvieron en la investidura.

De momento no hay fecha para repetir la votación y se inician ahora conversaciones entre los grupos, y tal y como ha dicho el presidente en funciones de la comisión, Eduardo Madina, volverá a tratarse en la Mesa y después en la junta de Portavoces, aunque todavía se desconoce si esto se producirá la próxima semana o se dilatará en el tiempo. Al PP le corresponde la presidencia de la comisión de Exteriores y del Tribunal de Cuentas pero tras los intentos fallidos para colocar a Fernández Díaz ambas han quedado de momento vacantes a la espera, probablemente de que decidan nuevos candidatos. 

 

RELACIONADO