El día de la Fiesta Nacional, sin Gobierno y rodeado de casos de corrupción

La posible segunda investidura de Mariano Rajoy, la crisis del PSOE y los juicios que salpican al PP marcan los prolegómenos

El Rey Felipe VI presidirá hoy en Madrid la fiesta nacional del 12 de octubre, la primera con un presidente en funciones desde hace once meses y bajo una severa crisis institucional, económica y social. La que puede empeorar si el PSOE, que preside Javier Fernández desde una ‘gestora, no acuerda en su comité federal del día 23 su disposición de abstenerse en una posible segunda investidura de Mariano Rajoy, lo que nos llevaría a terceras elecciones el día 18 de diciembre.

Diez días quedan para que el comité federal del PSOE decida si quiere elecciones o investidura de Rajoy, después de los intentos fallidos de Sánchez y Rajoy, tras los comicios generales del 20-D y 26-J y una vez que el Rey Felipe VI encargó a ambos dirigentes intentar la formación de gobierno a pesar de que ninguno de los dos contaba con los avales necesarios para ello.

Ahora, con mas prudencia y realismo, el monarca esperará la decisión del PSOE y convocará para los días 24 y 25 a los líderes de los partidos para ver si existe posibilidad de investidura de Rajoy. De lo contrario el Rey no propondrá ningún candidato y a partir del día 31 de octubre se pondrá en marcha el calendario de las elecciones del 18 de diciembre.

Es cierto que en España no existían desde el inicio de la transición precedentes de pactos de gobernabilidad una vez que el bipartidismo facilitaba la investidura de candidatos del PSOE o del PP por mayoría absoluta o con ayuda de los nacionalistas (González en 1993 y Aznar en 1996). Lo que constituyó un error evitable si el segundo partido hubiera aceptado abstenerse para facilitar el gobierno del ganador sin pagar un peaje de soberanía al nacionalismo, lo que ha derivado en la insaciable ansia de independencia que ahora se aprecia en Cataluña.

Solo al inicio de la transición los socialistas y conservadores llegaron a acuerdos importantes en la Constitución y los Pactos de la Moncloa. Pero a partir de ahí ambos partidos levantaron un muro insalvable que ahora, tras la llegada al Parlamento de Podemos y Ciudadanos como la consecuencia del mal gobierno y la corrupción del PSOE y PP, les crea problemas de gobernabilidad a ambos partidos que están condenados a entenderse para conseguir mayorías sólidas y estables.

De lo contrario la fragilidad democrática y de la gobernabilidad dará ventaja a las formaciones emergentes como ocurrió en las elecciones del 20-D y 26-J. Y en mayor medida en el flanco zurdo del PSOE por la fuerza con la que Podemos irrumpió –tras las movilizaciones del 15-M- en el debate nacional impulsados por el impacto de la crisis financiera de 2008 en los sectores mas débiles de la sociedad española.

Situación de debilidad política, económica y social que aprovechó de aviesa manera –‘España nos roba’- el nacionalismo catalán para lanzar su desafío independentista al que le dio alas el ex presidente Zapatero con su Estatuto inconstitucional, tras decir que la nación española era ‘discutida y discutible’.

Y es, en el marco de ese renacer de la fractura de la unidad de España (adornado con un sin fin de mentiras políticas, europeas e históricas en contra de España), donde se inscribe este problema nacional al que se acerca Podemos de manera temeraria para lograr apoyos electorales en Galicia, País Vasco y Cataluña donde ha obtenido buenos resultados en menoscabo del PSOE, del PP y de los partidos nacionalistas.

En esta Fiesta Nacional del 12 de Octubre no estarán presentes ni los dirigentes de Podemos ni los presidentes del País Vasco, Cataluña y Navarra ni habrá un gobierno en activo en espera de una probable investidura de Rajoy que está en las manos del PSOE.

Y todo ello en un tiempo de gran incertidumbre española, europea e internacional donde los escándalos de la corrupción española campan por tribunales a donde pronto llegarán algunos dirigentes catalanes de que forma premeditada conculcaron la Constitución y la legalidad. Lo que completa un panorama desolador en este día de la Fiesta Nacional.

RELACIONADO