Una planta emite un olor similar al de una abeja para atraer a sus polinizadores

La planta utilizada el aroma que dejan las abejas cuando son atacadas para atraer así a las moscas gorronas, principales polinizadoras

Investigadores informan este jueves en la revista ‘Current Biology’ que han encontrado que la planta ornamental popularmente conocida como ‘Ceropegia’ gigante engaña a ciertas moscas gorronas hacia la polinización al imitar el aroma de las abejas bajo un ataque. Las moscas encuentran el olor atractivo, ya que suelen comer en la grasa de las abejas que se encuentran en las garras de una araña u otro insecto depredador.

“Estas flores tienen una morfología compleja, incluyendo estructuras de captura para atrapar a los polinizadores en una trampa de forma temporal y, finalmente, ponerlos en libertad”, dice Stefan Dötterl, de la Universidad de Salzburgo, en Austria. “Demostramos que estas flores trampa imitan estas sustancias de alarma de las abejas occidentales para atraer a las moscas gorronas a la polinización. Las moscas son atraídas por las flores, esperando una comida, pero en lugar de encontrar una abeja atacada se encuentran atrapadas temporalmente en las flores aprovechadas y mal utilizadas como polinizadores”, añade.

Alrededor de entre un cuatro y un seis por ciento de las plantas, incluyendo el género polinización de moscas Ceropegia, son polinizadas mediante el engaño. Se dedican a la publicidad falsa dando la impresión de ofrecer una recompensa, como polen o néctar, una pareja sexual o un sitio de puesta de huevos. El nuevo estudio es uno de los primeros en describir cómo una planta alcanza la polinización al imitar el olor de comida de un animal adulto carnívoro, según los autores.

Señuelo para moscas

Los co-autores Annemarie Heiduk y Ulrich Meve ,de la Universidad de Bayreuth, en Alemania, decidieron investigar cuando se dieron cuenta de que las moscas que polinizan ‘Ceropegia sandersonii’ eran ‘Desmometopa‘. Estas moscas son conocidas como cleptoparásitos, que comúnmente se alimentan de abejas comidas por las arañas. “Nos preguntamos cómo las moscas podrían encontrar este tipo de abejas”, dice Dötterl.

Al observar una abeja atrapada por una araña, se dieron cuenta de que la abeja extrude su aguijón y libera una gota de veneno. Se sabe que el veneno de las abejas contiene feromonas de alarma volátiles, que sirven para llamar y atraer a compañeros de nido en busca de ayuda. Los investigadores se preguntaron si la planta podría estar tomando ventaja de esta línea de comunicación entre las abejas.

Los experimentos preliminares mostraron que las abejas bajo ataque simulado son altamente atractivas para las moscas. En el nuevo estudio, los científicos muestran que el aroma floral de ‘C. Sandersonii’ es de hecho similar a los compuestos volátiles liberados por las abejas cuando están bajo un ataque simulado.

Algunos de estos compuestos compartidos también provocan una respuesta en las antenas de las moscas ‘Desmometopa’ y son fuertes atrayentes de estos insectos. La evidencia es clara: una mezcla inusual de compuestos emitidos por ‘C. Sandersonii’ atrae a estas moscas a las trampas de las flores de las plantas.

Los investigadores informan que ahora esperan averiguar si otras plantas, incluyendo otras especies de ‘Ceropegia’ polinizadas por moscas que practican el cleptoparasitismo, utilizan una estrategia reproductiva similar.