Escalada de violencia

Bombardean los alrededores de un gran hospital en el este de Alepo

MSF denunció esta semana ataques contra los hospitales M2 y M10 que se saldaron con la vida de al menos dos pacientes e hirieron a dos empleados

Aviones de combate no identificados bombardearon este sábado los alrededores del hospital M10, uno de los más grandes en el este de la ciudad de Alepo, lo que causó un muerto y daños materiales al hospital, informó el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman.

Otras personas resultaron heridas, al ser alcanzadas por las explosiones cercanas al hospital, que se encontraba fuera de servicio desde el pasado 28 de septiembre, cuando también fue objetivo de otro bombardeo, añadió Abderrahman.

Por otra parte, el activista sirio Mamún al Jatib, director de la red de noticias local Shahba, dijo a Efe que el hospital fue bombardeado con barriles explosivos lanzados por helicópteros del régimen sirio y aviones rusos, y que los daños materiales harán que quede definitivamente fuera de servicio.

El pasado miércoles, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) informó de que los hospitales M2 y M10 del este de Alepo fueron bombardeados y agregó que los ataques acabaron con la vida de al menos dos pacientes e hirieron a dos empleados.

Los dos conocidos hospitales, patrocinados tanto por la Fundación estadounidense Syrian American Medical Society (SAMS) como por MSF, se vieron obligados a detener sus actividades, reduciendo de cuatro a tan solo dos el número de centros con servicios quirúrgicos que quedan en la parte oriental de la ciudad, la que está bajo control de grupos opositores.

El este de la ciudad, en manos de los rebeldes, es objetivo desde el pasado 22 de septiembre de una nueva ofensiva del régimen sirio, respaldado por aviones rusos, lo que ha disparado las tensiones entre Rusia y EEUU, que el pasado 12 de septiembre habían negociado un alto el fuego de siete días en Siria.