Sánchez anuncia que quiere hacer primarias en octubre y el congreso del PSOE en diciembre

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes ante sus compañeros de la dirección su intención de convocar ya el 39 Congreso del partido, celebrando unas primarias en octubre. Según han confirmado fuentes socialistas, así lo ha hecho ante la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal, reunida este lunes en Ferraz para analizar los resultados de las elecciones de este domingo en Galicia y el País Vasco. Será la propuesta que haga al Comité Federal del próximo sábado.

Esta posibilidad se apuntó ya desde la semana pasada, cuando desde la dirección federal se admitió que, si los resultados electorales en Galicia y Euskadi eran muy malos, Sánchez podía adelantar la convocatoria de ese cónclave, que estaba pendiente desde febrero pero aplazado con la intención de no hacerlo hasta que hubiera gobierno. Este planteamiento, que ya se temía el sector crítico, fue rechazado desde un primer momento por los dirigentes que discrepan con la dirección federal. El pasado viernes, en una rueda de prensa conjunta, los presidentes de Aragón, Javier Lambán, y Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page avisaron que sería una “irresponsabilidad” enfrascarse ahora en ese debate interno y “desdecirse” de la decisión que tomaron en abril.

Y es que hay que recordar que el Comité Federal del PSOE aprobó el pasado 30 de enero celebrar ese cónclave -que debería haber tenido lugar en febrero- para finales de mayo, pero el 2 de abril se decidió aplazarlo hasta el 8 de mayo. Después, y tras la disloción de las Cortes seis días antes, esa convocatoria quedó en nada, a la espera de buscar una nueva fecha, probablemente en septiembre. Estos sucesivos aplazamientos han sido promovidos desde Ferraz, donde el secretario general siempre ha defendido que la agenda institucional debía primar sobre la partidaria.

Por eso, este lunes se lo ha recordado el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, apelando exactamente a los términos utilizados en su día por Sánchez: “Nosotros desde el PSOE de Andalucía siempre hemos mantenido que lo primero era resolver la situación institucional, como dijo nuestro secretario general”. Y no solo eso. Además, Cornejo ha tildado de “torpeza increíble” la posible convocatoria de un congreso del partido “el mismo mes de la posible convocatoria de elecciones”. “Daríamos el mensaje de que hemos tirado la toalla”, ha advertido el número dos de Susana Díaz en el partido, en una rueda de prensa en la que ha dicho que no es el momento de celebrar el congreso, sino de “asumir responsabilidades políticas por los malos resultados electorales”.

Previamente, a su llegada a la reunión de la Permanente de la Ejecutita, el secretario de Política Federal, Antonio Pradas, que representa al PSOE andaluz y a Susana Díaz en ese órgano del partido, había asegurado que no contemplaba ese escenario apuntando que, de querer convocar el congreso, habría que mirar la normativa interna del partido. En realidad el mismo domingo por la noche, cuando se confirmaron los malos presagios en el PSOE y se pusieron números a la debacle en Euskadi y Galicia, donde los socialistas han sido superados por Elkarrekin Podemos y En Marea, la posibilidad del congreso cobró fuerza en ambos bandos.

Dirigentes próximos a Sánchez reconocían que habrá que “resolver” las discrepancias sobre el liderazgo del partido o el PSOE no se podrá recuperar electoralmente. Y confían en que en esta batalla el líder del partido tiene ganado el favor de la militancia, ante quien ha demostrado su firmeza contra el PP. Mientras tanto, los críticos aseguran que esta vez sí plantarán batalla a Ferraz, aunque en los últimos días reconocían que un congreso inmediato pone las cosas difíciles a quienes muchos dan por segura contrincante de Sánchez, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, por la inmediatez de los plazos.

 

RELACIONADO