‘Hackers’ rusos atacan a la AMA y acusa de dopaje a Biles y a las Williams

El grupo de ciberdelincuentes filtra los historiales médicos de deportistas estadounidenses, con autorizaciones especiales para consumir determinados medicamentos

Posible venganza por el escándalo de dopaje que limitó la participación rusa en los Juegos Olímpicos de Río. Un grupo de ‘hackers’ rusos ha atacado los archivos de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y ha filtrado los historiales médicos de la cuádruple campeona olímpica de gimnasia Simone Biles, las tenistas Venus y Serena Williams y la jugadora de baloncesto Elena Delle Donne, a las que acusa de haber ingerido con autorización medicamentos prohibidos.

El grupo de espionaje cibernético, que se hace llamar Tsar Team o Fancy Bears (Osos Elegantes), ha advertido que comenzará su campaña “con el equipo de EEUU, que ha deshonrado su prestigio con victorias oscuras”, pero que más adelante revelarán “información sobre otros equipos olímpicos nacionales”.

El ataque fue confirmado por el propio organismo internacional este martes. “La AMA condena estos ataques cibernéticos en curso, que se están llevando a cabo en un intento de socavar a la AMA y al sistema antidopaje global”, dijo en un comunicado el director general del organismo, Olivier Niggli. “La AMA fue informada por las autoridades policiales de que estos ataques se originaron en Rusia”, agregó.

Un portavoz del Kremlin ha negado que el Gobierno tenga relación alguna con este ataque, según informan medios rusos.

Entre los datos confidenciales obtenidos y publicados por el TSar Team destaca una autorización a Simone Biles, la gran revelación de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, para consumir Focalin, un medicamento compuesto por metilfenidato (prohibido por la AMA), dentro de su tratamiento para el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) que sufre. En este caso, los ‘hackers’ acusan a Biles de haber ingerido “un estimulante psíquico ilegal” y que tenía “licencia para doparse”.

La propia gimnasta estadounidense se ha defendido y ha reclamado su inocencia en su cuenta de Twitter. “Tengo TDAH y he tomado medicina para remediarlo desde que era pequeña. Por favor, sepan que creo en el deporte limpio y siempre he cumplido las reglas. Continuaré sometiéndome a las reglas ya que creo en el fair play”.

Al equipo de atletismo de Rusia, con excepción de un deportista que vive en Estados Unidos, le fue prohibido participar en los Juegos de Río, a raíz de las conclusiones del ‘informe McLaren’, que desveló que un laboratorio de Moscú supervisado por el Ministerio de Deportes de Rusia manipuló los resultados analíticos de los atletas y sostuvo una trama generalizada de dopaje durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014.

Aunque en el caso de los Juegos Olímpicos se admitieron excepciones, todos los atletas paralímpicos han sido vetados en Río.