Un niño de 12 años intenta detener una manifestación homófoba en México

"Tengo un tío que es gay y no me gusta que lo odien", afirma el menor de tan solo 12 años, cuya imagen ha corrido como la pólvora en las redes sociales

Con lemas como ‘Hombre, mujer, matrimonio debe ser’ o ‘Ningún niño ha nacido de una relación gay’, miles de mexicanos marcharon el pasado día 10 en 120 ciudades del país para protestar contra la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para reconocer en la Constitución el matrimonio homosexual.  Convocados por las asociaciones civiles del llamado Frente Nacional por la Familia, los manifestantes recorrieron las calles de 29 estados, vestidos de blanco y portando globos de colores.

Las pancartas y consignas apoyaron el concepto de la “familia tradicional” y cargaron contra la iniciativa presentada en mayo por el presidente a favor del matrimonio igualitario, respaldado en el país por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La iniciativa, que despertó fuertes críticas por parte de la Iglesia católica, actualmente está a la espera de ser debatida en el Congreso, y el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) avanzó hace unas semanas que el tema no está “entre las prioridades” del próximo periodo legislativo.

En una de las numerosas ciudades donde se celebraban las protestas, en Celaya, en el centro del país, un niño se plantó frente a la homófoba multitud con los brazos abiertos, intentando detener la marcha. La imagen, publicada por ‘Celaya sin Censura’, y obra de Manuel Rodríguez, de 21 años, ha sido compartida miles de veces en las redes sociales. Rodríguez trabaja en ‘Al Momento Celaya’, que sin embargo no publicó la foto por ser un tema controvertido.

Me dio náuseas ver tanta homofobia reunida, pero me quedo con la imagen de un niño intentando "detener" a los "manifestantes".

Publicado por Manuel Rodríguez en sábado, 10 de septiembre de 2016

Según explicó Rodríguez a BuzzFeed, publicó la imagen en su cuenta de Facebook  porque “las otras personas que colaboran para el medio no quisieron involucrarse en esa cuestión, por opiniones divididas”.

Al parecer, cuando la marcha llegó hasta el niño, a éste le apartaron. “Me dio náuseas ver tanta homofobia reunida, pero me quedo con la imagen de un niño intentando ‘detener’ a los ‘manifestantes'”, dijo el fotógrafo en Facebook.

“En principio pensé que el niño sólo jugaba y le pregunté que por que se había parado ahí haciendo esas señas. Él me contestó tal cual: ‘tengo un tío que es gay y no me gusta que lo odien’, no lo pude grabar pero me partió el corazón, tendrá unos 12 años y piensa de esa manera”, afirma Rodríguez en su perfil.