El verano 'calienta' los encontronazos entre las bandas latinas en España

Un menor de 14 años resultó herido grave tras ser apuñalado siete veces este domingo en Madrid, en el que es el último de varios incidentes ocurridos en los últimos días

No parece que haya un repunte general en la actividad de las bandas latinas y, de hecho, en Madrid la cifra de detenidos en el primer semestre del año apenas varía sobre el mismo periodo de 2015. Sin embargo, al calor del verano, se lanzan más a la calle y los encontronazos entre ellas son más frecuentes.

Así lo han explicado fuentes policiales al analizar el suceso ocurrido el domingo en el barrio madrileño de Usera, en el que un menor de 14 años resultó herido grave tras ser apuñalado siete veces. Según las primeras pesquisas, al verse envuelto en una reyerta entre bandas latinas. Es el último de varios incidentes ocurridos este verano.

Sus protagonistas son jóvenes de origen latino, aunque muchos de ellos han nacido en España o llevan aquí casi toda la vida. Se integran en una banda para pertenecer a un grupo que es respetado e, incluso, temido por otros, y para tener unos objetivos.

Algunos son menores de edad, pero no la mayoría, como demuestran las estadísticas de detenidos, que confirman también un alto grado de eficacia policial a la hora de resolver los casos en los que estos grupos, muy cercados por los investigadores, se ven implicados.

Implantadas sobre todo en Madrid y Barcelona, no se vislumbra un repunte de la actividad de estas bandas, ya que durante el primer semestre de este año la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional en Madrid llevó a cabo 34 operaciones contra estas bandas detuvo en Madrid a 90 de sus integrantes, 26 de ellas menores de edad, según datos policiales.

Muy similar fue la cifra del mismo periodo de 2015, con 92 arrestados, 27 de ellos menores. Pero un año antes, las cifras de dispararon hasta los 140 detenidos entre enero y junio de 2014, como también la de los menores, ya que cuatro de cada diez tenían menos de 18 años.

Por bandas, el mayor número de detenidos durante los seis primeros meses de este año fueron Trinitarios (34), seguidos de los Dominican Don't Play (21), Ñetas (3) y Latin King (3). Otros 14 estaban pendiente de que se constatara su pertenencia a alguno de ellos y en 15 casos no había datos exhaustivo en el momento del arresto.

Los investigadores han comprobado cómo en los últimos años las citas entre bandas son más casuales y fortuitas que meditadas y planificadas, pero de todos modos, si la casualidad les hace coincidir, la pelea está asegurada, sobre todo si uno de los grupos está en minoría y el otro tiene las de ganar.

Y en verano, con el buen tiempo, las posibilidades de que coincidan se multiplican "inevitablemente", explican las fuentes, que aseguran que, a pesar de que cíclicamente hay altercados, no hay un repunte en la actividad de las bandas.

El último suceso destacado, ocurrido el domingo, recuerda a los investigadores al del pasado marzo en la Puerta del Sol, donde un joven de 15 años murió en el acto de una puñalada certera en el corazón. Fue en u encuentro fortuito de miembros de Dominican Don't Play y Trinitarios y todos los implicados fueron detenidos y enviados a prisión.

Por suerte, y como suele ocurrir casi siempre, en el incidente del pasado domingo tampoco hubo que lamentar víctimas mortales. De hecho, desde 2013 sólo ha fallecido una persona en Madrid (el joven de la Puerta del Sol) en estos "encontronazos", recuerdan las fuentes.

Varios incidentes se han registrado este verano en la capital, como el ocurrido el 19 de junio en Villaverde, donde varios Dominican Don't Play apuñalaron gravemente a un joven de 20 años durante las fiestas del barrio. Pocos días después se detuvo a los dos autores.

También en esas fechas la Policía informó de la detención de cinco Trinitarios, uno de ellos menor, por dedicarse a ocupar ilegalmente viviendas para utilizarlas como centros de reunión y reclutamiento de nuevos adeptos a su banda.

El 15 de agosto la Policía Municipal de Madrid detuvo a otro Dominican por intentar apuñalar a un Trinitario durante una reyerta en la Plaza de los Carros, cerca de la Puerta del Sol, abarrotada de gente por la celebración de las fiestas de La Paloma.

La Policía tiene contabilizados en Madrid a unos 250 miembros activos de bandas latinas.

En febrero pasado, la Audiencia de Barcelona condenó a seis años y nueve meses de cárcel al cabecilla de la banda juvenil Los Menores, afincada en L'Hospitalet de Llobregat, y a penas de hasta dos años y medio a otros cuatro de sus adláteres por planificar ataques a pandillas rivales e infligir castigos físicos a los miembros díscolos de su grupo.

El grupo atacaba a miembros de pandillas rivales, como Latin Kings, Mara Salvatrucha, Los Lobos de tres Orejas, Los Ñetas o Unión 10.