Prohíben el burkini en un pueblo de Córcega tras una pelea con cinco heridos

El alcalde de una localidad de Córcega decidió prohibir el uso del traje de baño islámico, conocido como burkini, en sus playas, tras los violentos incidentes del fin de semana entre jóvenes de la isla y familias de origen extranjero en el que resultaron heridas cinco personas. El alcalde socialista de Sisco, Ange-Pierre Vivoni, aseguró a Afp que la prohibición será registrada el martes en la prefectura de la localidad, donde se produjeron los incidentes del fin de semana.

Dos alcaldes del sur de Francia habían prohibido previamente el acceso a la playa con este polémico atuendo en las últimas semanas, en medio de un creciente debate.Según algunos testimonios, los enfrentamientos comenzaron el sábado cuando unos turistas tomaron unas fotos de unas mujeres en la playa vestidas con burkini, el traje de baño islámico.

Entonces, un grupo de jóvenes de origen magrebí comenzó a proferir insultos y después, algunos hombres más viejos llegaron al lugar. Allí comenzó una discusión con un grupo de jóvenes corsos, que después fueron asistidos en la trifulca por sus familias.

En las últimas dos semanas, otros dos alcaldes franceses ya había prohibido el uso del traje de baño islámico, desatando una polémica entre los defensores de la libertad de expresión y los partidarios del respeto del laicismo en el espacio público. Los incidentes del fin de semana terminaron con una manifestación que reunió a cerca de 500 personas en la localidad corsa de Bastia, una reunión que se celebró en un ambiente muy tenso.

No es el primer incidente que se produce en Córcega respecto a la comunidad musulmana. El mes pasado, se adoptó una solicitud al Estado para cerrar los lugares de culto musulmanes fundamentalistas en la isla, unas horas después de que el grupo independentista FLNC amenazara a los "islamistas radicales" con una "respuesta contundente" en caso de ataque.