La candidatura de Otegi a lehendakari enfrenta a PNV y PP en plena búsqueda de apoyos para Rajoy

El cabeza de lista del PNV por Bizkaia a las próximas elecciones vascas, Josu Erkoreka, ha afirmado hoy que el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha cometido "un error" y ha mostrado "desprecio" a la separación de poderes en sus manifestaciones contra la candidatura de Arnaldo Otegi para esos comicios. En declaraciones a los medios de comunicación junto a la basílica de Begoña en Bilbao donde ha participado en los actos por la festividad de la Virgen, Erkoreka ha respondido así a Catalá quien ha asegurado que el nombre de Otegi "no va a aparecer en la papeleta" de EH Bildu.

otegi-448Erkoreka ha asegurado que tales afirmaciones son "un error manifiesto, una clara vulneración, un desprecio, un desaire a la separación de poderes y a la autonomía e independencia del Poder Judicial". A su juicio, "el único que no tiene dificultades contra toda ortodoxia de respeto a la separación de poderes es el ministro de Justicia que ya ha anticipado cual va a ser el pronunciamiento de los tribunales".

Catalá no ha sido el único representante del partido en el Gobierno que ha anticipado la actuación de los tribunales y que se ha permitido descalificar su decisión en el caso de que sea la que menos conviene a sus preferencias. Este domingo, el vicesecretario nacional de Comunicación del PP, Pablo Casado, afirmó que sería "una infamia" y un "desprecio" a las víctimas del terrorismo que el Tribunal Constitucional permitiera finalmente a Otegi presentarse como candidato de EH Bildu a lehendakari. En declaraciones a los medios en San Sebastián, Casado, acompañado del presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, señaló que Otegi "es un terrorista confeso, una persona a la que el hecho de que haya cumplido su pena no le hace inocente".

Otegi salió el pasado 1 de marzo de prisión dispuesto a recuperar protagonismo político a nivel personal y para la izquierda abertzale a la que representa y que corre un serio peligro de ser fagocitada por Podemos en las elecciones que se celebrarán en Euskadi el próximo 25 de septiembre. En esa pugna reside la clave de la polémica que se está viviendo estos días: Bildu intenta recuperar el terreno que las encuestas le arrebatan y el PNV confía en que se mantenga la fragmentación de la izquierda para mantener su supremacía. Pero como lo previsible es que el PNV no obtenga mayoría absoluta y necesite a otros partidos para repetir en el Gobierno vasco, su proximidad ideológica al PP y el cambio de cromos de cara a la investidura de Rajoy, que sigue sin tener fecha, pueden ser elementos a considerar siempre y cuando la relación entre ambas fuerzas política no acabe descarrillando en contiendas como esta que está atizando Arnaldo Otegi.

El debate cobró nuevos bríos el pasado sábado cuando en una entrevista en RAC1 Otegi aseguró que no le preocupa la “ofensiva de la fiscalía de la Audiencia Nacional” contra su inclusión en las listas electorales. “Para que yo sea inhabilitado, tienen que dejar atrás toda la jurisprudencia de la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional”, declaró. La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha remitido un escrito al tribunal que condenó Otegi por intentar refundar Batasuna a través de Bateragune. En el texto, le reclama que envíe a las Juntas Electorales vascas la sentencia para que estas "cumplan de forma imperativa" la resolución que le mantiene inhabilitado hasta el 28 de febrero de 2021 y que le impide por tanto presentarse a las próximas elecciones. No obstante, según Sortu, la Junta Electoral del País Vasco no podrá impedir la candidatura, ya que la sentencia de la Audiencia Nacional es imprecisa, al no especificar los cargos públicos para los que fue inhabilitado el ex portavoz de Batasuna al intentar reconstruirla.

Pero, además, Otegi hizo el sábado una maniobra para potenciar su protagonismo en la precampaña involucrando al lehendakari, Iñigo Urkullu en su desafío. Tras proclamar que estará en el Parlamento vasco, reclamó a Urkullu que no permita que haya un “pucherazo electoral” y que “se ampute” su candidatura. Erkoreka le ha recordado que el presidente del Ejecutivo autonómico "carece de atribuciones en el ámbito jurídico" y que este tema no requiere "en absoluto" de su "mediación". Ahora bien, se ha alineado con las tesis en las que basa sus pretensiones al afirmar que el PNV ha considerado siempre que las condenas del caso Bateragune, en las que estaba incluido Otegi, eran "injustas, sin base jurídica, ni justificación".

El también portavoz del Gobierno Vasco ha añadido que esta posición ha sido compartida por el propio Tribunal Constitucional que hace dos años "se dividió en relación con este asunto y cinco de los doce magistrados consideraron que se había producido una vulneración de la tutela judicial efectiva". Entonces, el Constitucional confirmó la condena de seis años y medio de prisión que la justicia impuso al dirigente de la izquierda abertzale al rechazar por 7 votos a 5 el recurso de Otegi contra la sentencia del Tribunal Supremo. Erkoreka ha señalado que esta cuestión "no es sencilla desde el punto de vista jurídico", tal y como ha hecho notar el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, quien se ha referido a la "complejidad del caso".

Preguntado por la "consulta habilitante" que el PNV volverá a recoger en su programa electoral, Erkoreka ha dicho que no es el momento "oportuno" para adelantar los contenidos de ese texto. Sin embargo, ha aclarado que "no debería sorprender a nadie" que el programa electoral incluyera "algo que el grupo del PNV en el Parlamento Vasco ya incorporó a la ponencia de autogobierno como una propuesta de conclusiones".

De lo que se trataría es de someter al voto de los vascos una actualización del actual Estatuto vasco que incorpore el reconocimiento de Euskadi como nación, así como su derecho a decidir, pero planteándolo como un salto más en el nivel de autogobierno, alejado de un modelo de independencia. Sobre las críticas del PP por esta consulta, Erkoreka ha dicho que su partido ve "radicalizados" a los representantes de esa formación. "En cuanto el PP ha dispuesto de mayoría absoluta ha atacado agresivamente al autogobierno vasco y ha mostrado la 'patita'. Si eso es una muestra de moderación que baje Dios y lo vea", ha concluido.

 

RELACIONADO