España, por debajo de las previsiones en el medallero

Las expectativas que apuntaban a igualar las 17 medallas de Londres no se están cumpliendo por el momento

Las cinco medallas conseguidas hasta el momento han rebajado las expectativas generalizadas en la delegación española, que vaticinaba cosechar entre quince y veinte preseas en los Juegos de Río y se marcaba como objetivo igualar o superar las 17 conquistadas en Londres hace cuatro años.

Aunque todavía restan pruebas suficientes para mejorar y llegar o acercarse a esas cifras, el hecho es que las cuentas, hasta el momento, no salen. Las decepciones protagonizadas por Miguel Ángel López en 20 kilómetros marcha, y el haber cerrado de vacío disciplinas que en otras ocasiones han significado podios para España como el ciclismo, el judo, el tiro, el vóley playa o el boxeo apuntan al pesimismo.

En el golf, que volvía a ser olímpico 112 años después, había fundadas esperanzas de colgarse medalla, al igual que se daba por hecha la presea de Gómez Noya, lesionado semanas antes de los Juegos.

Por último, y pese a la gran actuación de Nadal, que llegó lesionado en su muñeca a Río y se colgó con Marc López el oro en dobles y finalizó cuarto en el cuadro individual, la delegación española confiaba en que Muguruza o Ferrer, en individual o en dobles, hubieran aumentado la nómina del tenis español en los Juegos brasileños.

Las esperanzas españolas de medalla

Carolina Marín, campeona del mundo de bádminton, Ruth Beitia, campeona de Europa de salto de altura, y Mario Mola, plata mundialista el pasado año en triatlón, encarnan las tres principales esperanzas de medalla españolas a nivel individual.

El piragüismo, el taekwondo y las últimas disciplinas de la vela también parecen propicios para los intereses españoles con varias opciones en cada uno de esos deportes.

Tampoco puede descartarse que la natación sincronizada, la gimnasia rítmica o incluso el vallista Orlando Ortega puedan engrosar el número de medallas españolas.

A nivel de equipos, España tiene clasificadas para cuartos de final a las dos selecciones de waterpolo, a las ‘guerreras’ de balonmano y a la selección femenina de hockey, si bien subir al podio en esta última disciplina parece la empresa más difícil de estas cuatro. Y el baloncesto masculino si se logra superar el ‘match ball’ ante Argentina, entraría en muchas quinielas para conseguir su tercera medalla consecutiva al igual que la selección femenina que dirige Mondelo se meterá de lleno en la lucha por las medallas si supera a Turquía en cuartos.

Muchas oportunidades para que España cumpla unas previsiones que por el momento están por debajo de lo esperado y lejos de esas 17 medallas conquistadas hace cuatro años en la capital británica.