PP, C’S y Podemos culpan a Sánchez del bloqueo y Zapatero le pide que abra un debate en el PSOE

Zapatero se une a Felipe González y otros dirigentes socialistas para que el PSOE se abstenga en la investidura y deje gobernar a Rajoy.

psoe

A Pedro Sánchez y su Ejecutiva le ha sentado muy mal que Albert Rivera anuncie un posible pacto con Mariano Rajoy para consensuar los Presupuestos de 2017. Pero peor les ha parecido la declaración del expresidente Zapatero pidiendo que se abra un debate interno en el PSOE sobre el bloqueo de la legislatura para buscar fórmulas con las que se eviten unas terceras elecciones que tanto el PP como C’S y Podemos empiezan a ver como inevitables y provocadas por el PSOE.

Pedro Sánchez se está quedando solo dentro y fuera de su partido por mas que mantiene el apoyo de su Ejecutiva y de una parte del Comité Federal porque son muchas y notorias las voces que culpan a Sánchez y al PSOE del vigente bloqueo institucional que conduce el país hacia las terceras elecciones generales en menos de un año.

Algo que el propio Sánchez dice que no ocurrirá pero sin explicar cual es su plan si es que tiene alguno, y que en definitiva no pueden ser mas de dos: apoyar el gobierno de Rajoy con abstención de los socialistas; o proponer un gobierno de las izquierdas presidido por Sánchez y con apoyo de Podemos, IU, confluencias y los independentistas catalanes de ERC y CDC.

Pero Sánchez calla, se mantiene en el ‘no’ y vive obsesionado con su empeño de que Rajoy pierda la votación de investidura para que él no sea el único político que fracasó en ese intento a lo largo y ancho de la transición. Sánchez sigue a lo suyo y gana tiempo para que no exista Gobierno y se aplace el congreso del PSOE hasta 2017 porque teme ser derrotado por Susana Díaz.

Pero el malestar social que está generando el bloqueo de la formación de un nuevo gobierno por parte del PSOE está provocando no solo las acusaciones del PP, C’S y Podemos a Sánchez de ser el único culpable del bloqueo institucional y de buscar nuevas elecciones, sino que ese malestar empieza a surtir efecto dentro del PSOE donde ayer Zapatero alertó contra el riesgo de unas terceras elecciones y solicito que el Partido Socialista abra un debate y una reflexión interna para buscar una salida a esta situación.

De esa manera Zapatero se suma también a las posiciones de Felipe González que ha pedido abiertamente la abstención del PSOE para que Gobierne Rajoy, y a declaraciones similares de otros ex ministros y dirigentes socialistas que le piden a Sánchez y a la dirección del PSOE una actitud positiva para sacar al país del bloqueo institucional.

Y para evitar de las graves consecuencias que unas terceras elecciones tendrían ello para España e incluso también para el PSOE que quedará señalado como el culpable de esas terceras elecciones, como lo fue en la pasada legislatura de las segundas a los socialistas les fue muy mal.

En defensa de Sánchez y del bloqueo impuesto por el PSOE salió ayer Patxi López acusando al PP de hacerles ‘chantaje’ así como a los altos empresarios del IBEX. Pero ¿qué chantaje? La situación no puede ser mas clara: al PSOE le toca explicar que es lo que quiere para España, porque por una parte dice que no quiere terceras elecciones pero por la otra no hace ninguna propuestas alternativa a un gobierno del PP que el bloquea. Entonces ¿de qué chantaje habla Patxi López?

Las declaraciones de Zapatero han sentado muy mal en Ferraz porque con ellas el expresidente da la razón al PP, C’S y Podemos. Y además a Sánchez no le ha gustado nada el paso hacia delante que dio Rivera en su conversación con Rajoy diciendo que su partido está dispuesto a negociar los Presupuestos de 2017 con el PP. De manera que, aunque C’S se mantiene en la abstención a la investidura de Rajoy, con ese paso Rivera deja claro que esta vez no quiere pactar con el PSOE.

Entre otras cosas porque ahora el PP tiene muchos mas diputados y el PSOE bastantes menos que en la anterior legislatura y ello obligaría a incluir en un presunto pacto de PSOE-C’S no solo a Podemos sino a los independentistas de ERC y CDC y eso si sería un ‘casus belli’ para C’S.

De manera que a medida que pasan los días y que la investidura se perfila para finales del mes de agosto- llevando el riesgo de terceras elecciones al mes de diciembre-, y si para entonces PP y C’S tienen un plan de actuación urgente del nuevo gobierno consensuado, el PSOE va a tener que desvelar su posición porque el encastillamiento ya les está provocando fracturas internas dentro de su partido que además tiene a la vista las elecciones vascas y gallegas donde los pronósticos que se hacen dan muy malos resultados al PSOE. Lo que significará otra nueva derrota de Sánchez que se sumará a las de las elecciones de Cataluña, las europeas, las municipales y autonómicas y las generales del 20-D y del 26-J.

Un balance muy malo para Sánchez que le augura su segura derrota a manos de Susana Díaz durante el próximo congreso del PSOE que él, con este bloqueo institucional, está pretendiendo aplazar hasta el año 2017 para que Susana Díaz no le sustituya inmediatamente al frente de la secretaría general.

RELACIONADO