Balance de Rajoy y el “Ensayo sobre la lucidez”, de Saramago

El gran novelista portugués José Saramago parece estar vivo y parece haber vivido, incluso, lo que ha pasado en España desde las elecciones generales de Diciembre del año pasado. Lo refleja perfectamente en su libro “Ensayo sobre la lucidez” publicado en 2004. El libro empieza con una frase: “Aullemos dijo el perro” y, el propio Saramago, al presentar su novela, ya dio alguna pista: “Es como una patada, una muestra de indignación, de protesta en contra del mal funcionamiento de la democracia hasta el punto que en la historia reciente de España la gente ha aullado y el aullido se ha escuchado”.

En el “Ensayo sobre la lucidez” se relata cómo un día lluvioso de elecciones en una ciudad que no identifica pero que parece que es Portugal, la mayoría de los electores decide, de forma espontánea, votar en blanco. El Gobierno decreta repetir las elecciones una semana después y el voto en blanco aumenta, hasta un 83%. Ante este hecho inesperado el Gobierno emprende una serie de investigaciones y decisiones, tratando de relacionar la victoria del voto en blanco con la ceguera blanca que había afectado al país cuatro años atrás narrada también con brillantez , en “Ensayo sobre la ceguera”. La novela es una reflexión sobre el sistema democrático y las actitudes de los gobernantes ante un pueblo cansado de la politiquería en medio de las elecciones que legitiman la democracia.

La parte final de la novela es protagonizada por un comisario de la policía, enviado a la ciudad para buscar a los responsables de la situación, al tiempo que, igual que aquí, unos y otros, intentan culpabilizarse de lo que está pasando, ante la indignación de los ciudadanos que han mostrado su malestar votando en blanco. Con este argumento José Saramago parece haber sido testigo privilegiado de lo que ha pasado en este país desde hace más de siete meses y, especialmente de la última ronda de consultas del Rey, y de los encuentros del Presidente del Gobierno con los representantes del PSOE y Ciudadanos.

Este miércoles, después de la entrevista con el representante del PSOE, Pedro Sánchez, en la que se desvaneció cualquier posibilidad de desbloqueo (“si se mantiene en el No, habrá que repetir las elecciones”, resumió Rajoy), en esta ocasión, el encuentro con Rivera ha supuesto alguna luz en la ceguera en la que estamos: mantiene la posición de la formación naranja, con abstención en segunda votación de investidura, aunque se ha abierto una vía de diálogo con Rajoy para hablar de temas claves como la integridad territorial española, y sobre todo, los Presupuestos Generales del Estado y el Techo de Gasto.” Hoy – ha sido la valoración del Presidente – hemos dado el primer paso y en cualquier larga caminata, hace falta siempre el primer paso”.

Mucho más optimista que después de su fracasado encuentro con Sánchez, el candidato a la investidura, según su compromiso con el Jefe del Estado con el que esta tarde despacha para informarle del estado de las negociaciones y de la posible fecha de la investidura, ha querido que quedara claro que Rivera y él, han acordado abrir un canal directo de comunicación entre los dos, sobre los Presupuestos Generales del Estado “ya que la voluntad del señor Rivera y la mía es que los Presupuestos sean presentados antes de finales de septiembre. Si ayer dije que sin el compromiso del PSOE habrá terceras elecciones, hoy digo que sin algún compromiso por parte de Ciudadanos, no habrá estabilidad para gobernar”.

Frente a los insistentes rumores de que la investidura se celebrarán los días 23, 24 y 26 de Agosto (le fecha según esos rumores la habría fijado Rajoy, como condición impuesta por Rivera), el Presidente del Gobierno en funciones no ha querido aclarar ante los periodistas en rueda de prensa si eso se lo comunicará al Rey. “Lo que le tengo que decir al Rey se lo digo al Rey”. “Mi posición sigue siendo que cuanto antes mejor, pero lo importante no es que haya debate de investidura, lo fundamental es que se invista un Presidente y un Gobierno. No confundamos”.

Desde aquí este cronista cree que nuestros políticos tienen que recuperar esa lucidez que se refleja en el “Ensayo sobre esa lucidez”, del gran José Saramago, un libro premonitorio de lo que aquí está pasando… de lo contrario pueden encontrarse con unas terceras elecciones con un 83% de votos en blanco. P.O.