C's confirma su giro: dirá 'no' a Rajoy en la primera votación y se abstendrá en la segunda

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha comparecido para informar sobre las conclusiones de la Ejecutiva de su partido, que se ha reunido este miércoles para dar luz verde a lo que él mismo avanzó el martes, tras entrevistarse con Mariano Rajoy: el partido naranja se abstendrá para facilitar un Gobierno del PP y evitar así que haya que ir a unas nuevas elecciones. Esa abstención se producirá en la segunda votación de la investidura, cuando solo se precisa mayoría simple para ganarla. En la primera, en la que se requiere mayoría absoluta, Ciudadanos votará “no”.

ciudadanos-900Rivera ha justificado la decisión en base a la “responsabilidad”, que ha pedido al resto de las fuerzas políticas para romper la situación de bloqueo y poder empezar a gobernar para atender a las necesidades de la ciudadanía. "Lo importante -a juicio del líder de C's- es que el país se ponga en marcha y se acabe con los ocho meses de interinidad que ya se han cumplido", desde las elecciones de diciembre de 2015.  Sólo con la abstención de otras fuerzas en la segunda vuelta "se pone en marcha la legislatura", ha dicho, insistiendo en que hay que pensar en España "y no bloquear el país".

El líder del partido naranja ha dicho en una rueda de prensa en la sede madrileña de Alcalá que se trata de una abstención "técnica" en segunda vuelta para desbloquear la situación, explicando así el cambio en la postura que ha defendido durante la campaña de no facilitar, ni por activa ni por pasiva, un gobierno de Rajoy.

Rivera ha vuelto a explicar que su opción favorita era el plan A: el acuerdo a tres bandas entre el PP, el PSOE y Ciudadanos, que hubiera proporcionado un Gobierno con amplia base parlamentaria. Como eso no ha sido posible, la única alternativa, a su juicio, era el plan B: el Gobierno en minoría del PP. Todo con tal de evitar el plan C, es decir, la convocatoria de unas terceras elecciones. El hecho de que siga siendo presidente Mariano Rajoy, cuyo relevo llegó a ser en el pasado una condición ‘sine qua non’ para que Ciudadanos llegara a cualquier pacto con el PP, sería una circunstancia sobrevenida e inevitable para Rivera, habida cuenta de que no se ha puesto sobre la mesa el nombre de ningún otro candidato de la misma fuerza política.

Como para Ciudadanos lo prioritario sigue siendo evitar las elecciones, no habría que descartar que su postura vuelva a girar hacia el voto afirmativo al Gobierno del PP que, en ese caso, tendría el respaldo de 169 escaños, solo siete menos de los que se necesita para la mayoría absoluta. Y es que, si el PSOE sigue instalado en el no a Rajoy, nos números siguen sin dar la suma suficiente para que el candidato popular sea investido ni en primera ni en segunda votación. De momento, no obstante, Rivera rechaza tajantemente esa posibilidad, la del voto a favor. Afirma que su partido ha tomado este miércoles una decisión difícil, pero cree que desde la oposición podrá liderar las reformas que necesita España para afrontar una nueva etapa de renovación y regeneración.