Una raya gigante compite con las casas de apuestas para tratar de predecir el ganador de la Eurocopa

La raya gigante chaophraya (Himantura chaophraya) come el cebo conectado a las banderas nacionales de los cuatro finalistas de la Eurocopa: Portugal, Gales, Alemania y Francia, cuyos equipos han salido vivos de los cuartos de final del torneo. La escena tiene lugar en el acuario del zoo de Chiang Mai, en el norte de Tailandia, donde los cuidadores utilizan a la raya para intentar predecir quién será el ganador de la Eurocopa 2016, que finalizará el próximo domingo 10 de julio.

raya-800El ejercicio consiste en conectar cuatro cebos a las cuatro banderas que representan a los finalistas esperando que uno de ellos sea el elegido y devorado por la chaophraya.

Para las casas de apuestas, lo más probable es que Alemania y Gales se queden a las puertas de una final que jugarían Portugal y Francia. En Bet365 se paga a 2,87 euros por cada euro apostado. Eso son tres céntimos menos que una hipotética final entre Alemania y Portugal. Ver a Gales el próximo 10 de julio en el Stade de France es improbable para esta casa de apuestas, que ofrece una ganancia de 4,75 euros si alcanza la final.

Portugal y Francia son favoritos para los encuentros de las semifinales. La casa de apuestas Bwin ofrece una cuota de 2,20 euros por los portugueses y 3,90 por los galeses. Mucho más ajustada está la otra semifinal ya que prácticamente se paga igual (2,90 euros por los alemanes y 2,80 los franceses). Lo que parece claro es que el ganador de la Eurocopa saldrá de la semifinal entre Francia y Alemania. La ganancia que Bet365 da por las dos selecciones es similar (2,75), mientras que ver a Portugal campeón se paga 4,33 a uno y Gales a 9 euros.