Los británicos votan si salen o no de la UE en medio de una gran incertidumbre ante el resultado

Los colegios electorales del Reino Unido abrieron hoy sus puertas a las 6.00 GMT para la votación del referendo sobre la permanencia en la Unión Europea (UE), en la que los británicos decidirán si quieren quedarse o abandonar el bloque comunitario. Un récord de 46,5 millones de electores están llamados a las urnas, que estarán abiertas hasta las 21.00 GMT, en un día muy lluvioso, para contestar a la siguiente pregunta: "¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?"

Las dos posibles respuestas, que se han de marcar con una equis, son: “Permanecer como miembro de la Unión Europea” o “Salir de la Unión Europea”. Se espera que los resultados se conozcan a primera hora del viernes, y no hay previstas encuestas a pie de urna.

Pueden votar en el plebiscito los ciudadanos británicos e irlandeses mayores de 18 años que residen en el Reino Unido y los ciudadanos de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth) con residencia permanente en el país, así como los británicos que lleven viviendo en el extranjero menos de 15 años.

Se espera una alta participación en la consulta, que fue convocada por el primer ministro, el conservador David Cameron, tras negociar con Bruselas una nuevo encaje del Reino Unido en la UE, que permitirá al país restringir las ayudas sociales a los inmigrantes comunitarios y eximirse de una mayor integración europea.

La celebración del referéndum culmina una campaña iniciada oficialmente el pasado 15 de abril y encabezada por los grupos “El Reino Unido, más fuerte en Europa” y “Vote por Salir”, que ha estado marcada por la crispación y los mensajes negativos, en algunos casos xenófobos. Las últimas encuestas sobre el referéndum arrojan resultados mixtos, aunque la mayoría otorga una ligera ventaja a la opción de la continuidad.

Un sondeo de ComRes para el diario euroescéptico “The Daily Mail” y el canal ITV da una cómoda ventaja a la opción de la permanencia en la UE con un 48 % de los votos, frente al 42 % favorable al “brexit” (salida del la UE). Esta brecha se amplia si se consideran solo los adultos que saben seguro que van a votar, en cuyo caso la continuidad recibe un 54 % del apoyo frente al 46 % de la opción de abandonar la UE.

Otro sondeo de YouGov difundido en las últimas horas da un margen mucho más estrecho, al adjudicar a la permanencia un 51 % del apoyo, frente al 49 % que recibe el “brexit”. Una encuesta de Opinium otorga una ligera ventaja a la opción de abandonar el bloque comunitario, con un 45 % de los votos, comparado con el 44 % que reciben los europeístas, con un 9 % de indecisos.

La última encuesta publicada por la firma TNS ponía a los partidarios del “brexit” por delante, con un 43 % del respaldo frente al 41 % de los proeuropeos, con una significativa proporción de indecisos, del 16 %. El último sondeo de ORB International daba por otra parte un 54 % de apoyo a la permanencia en la Unión Europea y un 46 % al “brexit”, Survation otorga la delantera a los partidarios de la UE, con un 45 %, frente al 44 % de los que quieren abandonar el bloque, con un 11 % de indecisos.

Nuevos llamamientos de los políticos

El primer ministro del Reino Unido, el conservador David Cameron, ha votado ya en el histórico referéndum. Tras llegar cogido de la mano de su esposa Samantha, ambos depositaron su papeleta en un colegio electoral cercano a su residencia oficial, en el número 10 de Downing Street (Londres). Cameron ha abanderado la campaña por la permanencia en la UE, con el eslogan “El Reino Unido, más fuerte en Europa”, y ha advertido a los británicos de que “el brexit” puede hundir la economía y traer inestabilidad al Reino Unido.

Mientras tanto, el exalcalde conservador de Londres y líder oficioso de la campaña del “brexit”, Boris Johnson, afirma que votar por abandonar la Unión Europea en el referéndum que se celebra hoy sería un “triunfo de la democracia”. En una entrevista con “The Daily Telegraph”, el periódico conservador para el que fue corresponsal en Bruselas y en el que ahora es columnista, insta a los británicos a “creer en sí mismos” y votar por salir del bloque comunitario.

“Nuestra campaña versa sobre la confianza en uno mismo. Sobre confiar en los instintos de los británicos, en nuestra democracia, en nuestras instituciones, que han evolucionado en un largo periodo de tiempo. Nuestra campaña es sobre la transparencia”, asevera. “Este es un momento decisivo para la historia de nuestro país”, reconoce el político “tory”, que fue entrevistado “en exclusiva” durante la campaña.

Johnson, considerado aspirante a suceder al primer ministro, David Cameron, al frente del Gobierno y el liderazgo conservador, asegura que no le importa su futuro en política siempre y cuando gane el “brexit”. “Francamente, si este es el fin de mi carrera política… He servido ocho años como alcalde de Londres, lo que disfruté mucho, fue un gran privilegio. Me está bien”, manifiesta.

En un último alegato a favor de abandonar la UE, Johnson señala que, si abandona el bloque, el Reino Unido podrá prescindir de “un montón de regulación innecesaria” que bloquea al país. “Podremos sentar nuestras propias prioridades, hacer nuestras propias leyes y establecer nuestras políticas fiscales para satisfacer las necesidades de este país”, afirma.

Además de la importancia para el futuro del Reino Unido, el resultado del referéndum determinará el destino de muchos políticos británicos, entre ellos Cameron y Johnson, cuyo Partido Conservador está muy dividido sobre la Unión Europea.

Los comentarios de Disqus están cargando....