Sánchez quiere un Gobierno con ministros de Podemos y C’s pero no hará a Iglesias presidente

El secretario general y candidato socialista, Pedro Sánchez, ha afirmado hoy que no aceptará que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, sea presidente del Gobierno si no renuncia al referéndum de autodeterminación en Cataluña y a su plan económico, al considerar que pone en riesgo la recuperación. Sánchez ha reiterado que no apoyará ni por activa, ni por pasiva, la reelección de Mariano Rajoy ni de ningún otro candidato del PP, pero en caso de que el PSOE quede tercero, también ha rechazado investir a Iglesias si no varía su programa. Sí se ha comprometido, si consigue ser investido presidente, a formar un gobierno "lo más representativo posible" que incluya a miembros de "las fuerzas del cambio", Podemos o Ciudadanos.

De todas formas, sus condiciones para llegar a un acuerdo con Unidos Podemos están claras. “No vamos a apoyar a ningún gobierno que fragmente la soberanía nacional de España y no vamos a apoyar a ningún gobierno que cuestione la viabilidad económica y social de nuestro estado del bienestar y del incipiente crecimiento económico que ahora estamos disfrutando”, ha asegurado Sánchez en el programa “Más de uno” de Onda Cero.

A su juicio, la coalición de Podemos-IU “no cumple” estos dos puntos, por lo que ha dejado entrever que sería muy complicado que el PSOE apoyara la investidura de Iglesias en caso de que diera el ‘sorpasso’. Tras insistir en que “no va a apoyar al Gobierno del PP e Iglesias no va a ser presidente”, el líder del PSOE ha subrayado que su partido representa una opción “entre lo malo y lo peor”.

Sánchez ha subrayado que “entre los extremos”, el PSOE es “una alternativa solvente, con proyecto, con equipos, con renovación y con ideas”. Por ello, ha vuelto a hacer un llamamiento a los indecisos para que se inclinen por el PSOE al ser “el único capaz de garantizar una mayoría que supere los 176 diputados”. “Si triunfan las tesis más duras de Podemos de Iglesias y Monedero, será imposible. Pero si el PSOE sale fuerte y gana las elecciones, aquellos que dijeron no, se verán obligados a decir sí”, ha argumentado.

En caso de que llegara a la Moncloa, Sánchez ha reconocido que le gustaría que la vicepresidencia la ocupara “una socialista” porque sería señal de que ha logrado un resultado abrumador el 26 de junio. También ha apuntado que su deseo sería conformar “un gobierno lo más representativo posible de las fuerzas del cambio”.

Preguntado si dimitiría si el PSOE queda tercero, Sánchez ha respondido: “Siempre estaré al servicio de los españoles y de mi partido. Al igual que he demostrado ser una persona de palabra porque no iba a ser presidente a cualquier precio, también digo honestamente que no aspiro a perpetuarme en política”. “No puedo ser más claro”, ha rematado el candidato, quien “rotundamente” ha asegurado que los barones de su partido le han tratado con lealtad en esta campaña.

Sobre la polémica del vídeo en el que se le ve limpiándose la mano tras saludar a unos niños negros y que ha llevado a algunos militantes del PP y de Podemos a acusarle de racista, Sánchez ha hecho hincapié en que “la calumnia no vale en política y el juego sucio deja huella”. En su opinión, los ataques en las redes sociales son fruto de “la pinza” que PP y Podemos están haciendo en campaña al PSOE.

“Mis prioridades: educación, educación y educación”

Después de la entrevista, Pedro Sánchez ha aprovechado un acto electoral en el barrio madrileño de Vallecas para volver a pedir a todos los socialistas que animen a votar a los tres millones de progresistas indecisos para que el 26 de junio el PSOE lidere un cambio en el que su prioridad será alcanzar un pacto educativo que sustituya a la LOMCE. “Mis tres prioridades de Gobierno serán educación, educación y educación porque España será en el futuro lo sea su educación”, ha asegurado. Sánchez ha añadido que tras seis meses de bloqueo por culpa de Podemos y PP, el cambio está a la vuelta de la esquina. Pero ha precisado: “Os pido a todos los votantes progresistas que confiéis en el PSOE, el único partido que puede traer un cambio que sume y no que reste”.

El candidato presidencial del PSOE ha hecho esta declaración frente al colegio público Honduras, elegido por el significado de su nombre y por estar situado en la calle Federico García Lorca de la Villa de Vallecas, famosa por la inclinación tradicional de sus votantes hacia la izquierda y donde hace años él mismo ejerció como concejal. Sánchez ha llegado caminando desde la plaza Juan de Malasaña, y tras saludar a miembros de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro educativo, ha invitado una vez más a sus seguidores a que se movilicen de cara al 26-J.

A su juicio, el cambio que necesita España echando a Mariano Rajoy del poder “se puede hacer, pero hay que ir a votar”. “Estamos muy cerca de lograr un cambio político y no podemos elegir entre lo malo y lo peor”, ha añadido refiriéndose a Podemos y el PP. “Hay que votar al PSOE porque es necesario un cambio que sume y no que reste y ese es el cambio que propongo”, ha rematado.

El líder socialista ha estado acompañado, entre otros, por el portavoz de Educación en el Congreso y candidato por Madrid, Rafael Simancas; por el portavoz de Educación en la Asamblea de Madrid, Juanjo Moreno; y por la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Puri Causapié.

Disqus Comments Loading...