Rajoy descarta dar un paso atrás y Rivera sugiere hacer presidente a un diputado de consenso

El candidato del PP en la elecciones del 26J, Mariano Rajoy, ha vuelto a descartar dar un paso atrás para facilitar la formación de gobierno como le exige Albert Rivera. "Yo no soy un obstáculo, el obstáculo fueron ellos", ha señalado en alusión al PSOE y Ciudadanos por rechazar la formación de una gran coalición tras los comicios del 20-D. Rajoy ha estado este lunes en TVE y, mientras, en la Cadena Ser, Rivera ha admitido la posibilidad de investir presidente a un diputado que no haya sido cabeza de lista en las elecciones.

Rajoy cree que, si se repite el escenario de las pasadas generales y el PP resulta ser la primera fuerza, el PSOE y Ciudadanos tendrán que hacer algo para evitar volver a las urnas: “No creo que pretendan llevarnos a unas terceras elecciones”. El presidente ha remachado su postura en contra de esa alternativa afirmando: “Quiero descartar que pueda haber unas terceras elecciones”.

El líder del PP ha acusado directamente a estos dos partidos del ascenso de Podemos. “Iglesias está de segundo porque PSOE y Ciudadanos se negaron a hacer la gran coalición”, ha señalado.

Su objetivo ahora es pactar con los españoles y, si hay unos resultados similares al 20-D, ofrecer de nuevo un acuerdo a los socialistas. En caso de que no se acepte, pide que se deje gobernar al partido más votado. Ante la negativa de algunos partidos, como el PSOE o Ciudadanos, a llegar a acuerdo alguno con él, ha confiado en que eso sólo sean “cosas que se dicen en campaña” y en que se respete la voluntad de los electores.

“No veo que haya líneas rojas en España”, ha recalcado antes de insistir en que el 26-J los españoles han de optar entre un proyecto moderado y otro extremista, y de mostrarse convencido de que los votos se ganan en el centro. Asimismo, ha calificado de “chiste” las acusaciones respecto a una supuesta “pinza” entre PP y Podemos.

No cree Rajoy que el resultado del referéndum en el Reino Unido del próximo jueves vaya a tener repercusión alguna en las elecciones en España. Más allá de eso, ha vuelto a confiar en que triunfen los partidarios de permanecer en la Unión Europea y ha dicho que hoy es más optimista para ello que hace unos días.

En cuanto a Albert Rivera, su apuesta es que “nadie va a poner su sillón por delante de España”. El líder de Ciudadanos cree que, si alguien lo hiciera, “no se puede descartar totalmente” la posibilidad de investir presidente a un diputado que no haya sido cabeza de lista, para que no haya terceras elecciones. Eso sí, se ha negado a dar nombres de posibles sucesores de Rajoy en la presidencia “porque a quien propongamos lo matamos”.

Rivera ha dicho que esta opción “nunca puede ser el plan A”, pero ha admitido que existe como “plan B o C” y ha asegurado que el escenario que no contempla es el de unas terceras elecciones. “Si cualquiera de nosotros puede ser un escollo, hay que pensar fórmulas”, ha señalado Rivera, tras señalar que no le consta que en la Ejecutiva de su partido haya quien ha criticado su anuncio de que Ciudadanos no votaría a favor ni se abstendría en una investidura de Mariano Rajoy.

En la misma idea ha abundado poco después en otra entrevista en Antena 3, en la que ha propuesto a Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias “que ninguno de ellos ponga como condición estar en el gobierno”, porque “ningún político está por encima de España, aunque alguno no lo haya entendido”.

A seis días de las elecciones, el candidato ha defendido que “o el nuevo gobierno ilusiona a la gente o Podemos ganará las siguientes elecciones”, por lo que ha insistido en que la mejor opción, dentro del panorama que aventuran las encuestas, es un “gobierno con las manos libres y limpias” fruto de un acuerdo entre el PP, el PSOE y Ciudadanos. A su juicio, si esos tres partidos “constitucionalistas” no suman sus escaños, “gobernará el populismo con el apoyo del PSOE”, como ya ocurre -ha remarcado- en los ayuntamientos de Madrid y Barcelona. Por eso, ha reclamado a los socialistas que digan “a los españoles si van a ser una comparsa para hacer a Iglesias presidente o buscarán un pacto con el PP y Ciudadanos”.

A los cálculos de escaños que hizo ayer Rajoy, ha replicado que “si Ciudadanos crece un dos por ciento se asegura de que España tenga gobierno”, por lo que la “clave”, en su opinión, es “si el centro se consolida” en estas elecciones, en las que se ha mostrado convencido de que la participación superará el 70 %

También se ha pronunciado sobre el vídeo de Pedro Sánchez por el que el PP y Podemos han acusado a éste de racista, y ha sostenido que él no va a “jugar” a eso, porque cree que “no vale todo” en política. “A mi también me lo han hecho muchas veces, no voy a jugar a eso, ver a PP y Podemos pegando en el mismo sentido en esto me preocupa”, ha dicho, tras lo cual ha pedido al PSOE que “aplique la misma vara de medir” en todos los casos de este tipo.

Los comentarios de Disqus están cargando....