España pierde ante Croacia y se complica enormemente su camino en la Eurocopa

La Selección, que desperdició un penalti, se enfrentará a Italia el lunes a las 18 horas en octavos de final, y si gana previsiblemente se enfrentará a Alemania en cuartos de final y a Alemania en semifinales, mientras los croatas evitan a todas las 'grandes' hasta una hipotética final

Aunque en los últimos entrenamientos Del Bosque había introducido varias novedades en el equipo presuntamente titular, el salmantino apostó ante el combinado croata por el mismo once de las dos primeras jornadas. Ni siquiera Casillas, sobre quien se había especulado que podría tener su oportunidad si España llegaba clasificada a esta fase de grupos pudo debutar en esta Eurocopa ante un conjunto que saltó al césped sin el lesionado Modric y el 'tocado' Mandzukic.

El empate bastaba a las dos selecciones para lograr sus objetivos. A los españoles para llegar a octavos como primeros, un auténtico chollo porque  a tenor del cuadro de la fase final, no se vería las caras con Alemania, Francia, Inglaterra o Italia hasta una hipotética final. Y a Croacia, para asegurar una segunda plaza que perdía en caso de una derrota sumada al triunfo checo.

Pero la Roja, que ayer era la 'blanca' porque jugaba como visitante y Croacia vestía con indumentaria azul -y por tanto debía vestir una equipación clara- salió a por el triunfo desde el pitido inicial. Y el gol no tardó en llegar. En su primera ocasión de peligro, un gran pase de Silva al corazón del área fue recogido por Cesc y el pase de la muerte del barcelonés fue aprovechado en boca de gol por Morata, por quien el Real Madrid ejerció ayer su cláusula de recompra y que se situaba a la cabeza de los goleadores de la Eurocopa empatado con Bale.

España continuó dominando, pero tras una remate que salió fuera por poco de Nolito y un centro del todavía celtista -mañana puede hacerse oficial su traspaso al City por 18 millones- al que no llegó Morata, los de Del Bosque cometieron sus primeros errores defensivos en el torneo. Una falta de entendimiento en la zaga española dejó a Kalinic en posición franca, y su disparo obligó a intervenir a De Gea. Y un minuto después, el portero del Manchester entregó el balón a Rakitic, quien estuvo a punto de aprovecharlo con una vaselina que tocó en el larguero y en el poste derecho antes de botar en la raya de gol.

El dominio se equilibró. España, con Silva como destacado, se acercaba a Subasic en busca del segundo gol, pero Croacia también llegaba al área rival y llegaba a los últimos metros con buenas combinaciones, pese a que ante la República Checa mostraron muchas carencias en el centro del campo desde que Modric se retiró lesionado.

Había alternativas, y cuando parecía que España llegaría con ventaja al descanso una gran internada de Perisic por la izquierda terminó con un centro que aprovechó en boca de gol Kalinic, que le ganó la partida con su desmarque a un inmóvil Sergio Ramos. Primer gol encajado por los españoles en la Eurocopa y preocupación en las filas españolas, porque de tener controlado el partido se pasaba a estar a un gol de perder la primera plaza, una bicoca por el cuadro de la fase final.

Los primeros minutos de la segunda parte fueron controlados por Croacia. Aunque España tuvo su ocasión con un remate de Morata que salió ligeramente desviado, la selección de Cacic fue la que estuvo más cerca del gol en el primer cuarto de hora, con varias acciones peligrosas a balón parado y especialmente tras una salida en falso de De Gea, quien repelió el disparo de Kalinic. Pjaca, tras el rechace del portero español, remató fuera con una chilena.

Del Bosque ordenó la entrada de Bruno, que sustituyó a Nolito, para reforzar el centro del campo. El centrocampista del Villarreal se situó junto a Busquets y Cesc adelantó su posición para escoltar a Morata. El caso es que aunque Croacia seguía asustando a una nerviosa zaga española, la selección de Del Bosque mejoró algo y suyas fueron las dos siguientes ocasiones, las dos personificadas en Sergio Ramos.

La primera, con un cabezazo que salió fuera muy cerca del poste izquierdo de la portería croata. La segunda, con un penalti con el que Kuipers castigó un presunto derribo a Silva y que pareció un claro 'piscinazo' del jugador del City. Ramos chutó fatal, al centro y a media altura, y Subasic, que se había adelantado tres pasos -y no exagero- pudo rechazarlo. España desperdició la ocasión de cerrar un pase como primero que tenía el premio de evitar hasta la final a las otras cuatro favoritas.

Y Croacia, habida cuenta que Turquía ganaba por dos goles a cero a la República Checa, y que su segunda plaza no peligraba, adelantó líneas para marcar un gol que permitiera que se llevara ese premio 'gordo'. España, en la que entró Aduriz por Morata, conseguía dormir el balón en el centro del campo y que el reloj se encaminara hacia el final. El madridista Kovacic entró en Croacia a diez minutos del final y Thiago, por Cesc, en el 83 en una selección española en la que anoche los laterales estuvieron desaparecidos.

España tocaba y tocaba en el centro y los croatas esperaban como espectadores, sin hacer intención de tratar de robar la pelota. Pero a tres minutos del final, un pase por el centro de Bruno a Aduriz, y el rechace de un defensa tras el disparo del delantero del Athletic, provocó una contra fulgurante por la izquierda con la que Perisic certificó el segundo gol de su equipo con un disparo que tocó ligeramente en Piqué.

La osadía del villarrealense, la verguenza de no terminar el partido con un rondo sin oposición, le costaba caro a España. Tan caro, que en octavos se enfrentará a Italia y en las rondas sucesivas si llega, se medirá a selecciones como Francia, Alemania o Inglaterra. Mientras, Croacia, evita a todas ellas hasta una hipotética final. Silva, en el último suspiro, pudo evitar la catástrofe con una jugada individual que rechazó la defensa croata. No hubo arreglo. Italia espera, el lunes a las seis de la tarde.

Ficha técnica

CROACIA: Subasic; Srna, Schildenfeld, Vida, Strinic; Badelj, Kovacic; Rakitic, Brozovic, Perisic; y Kalinic.

ESPAÑA: De Gea; Juanfran, Piqué, Ramos, Alba; Busquets, Cesc, Iniesta; Silva, Nolito y Morata.

Árbitro: Björn Kuipers (HOL).

Estadio: Stade de Bordeaux, Burdeos.

Hora: 21.00/Telecinco.