Sesenta ultras españoles de carácter neonazi podrían viajar hoy a Niza al España-Turquía

A Fernández-Díaz "no le consta" este hecho difundido por algunos medios, que hablan del viaje conjunto de tres grupos radicales

Sesenta ultras españoles de ideología neonazi estarán presentes este viernes en Niza para asistir al encuentro que enfrenta a las selecciones de España y Turquía en la segunda jornada de la fase de grupos de la Eurocopa de Francia, según ha informado La Sexta, que ha detallado que los ultras forman parte del grupo Ultras Sur, radicales madridistas, de Suburbio, una facción escindida del Frente Atlético, y de Blood&Honour, grupo neonazi sin vinculación alguna con el fútbol.

Según estas informaciones, la Policía francesa está al tanto del viaje de estos seguidores, que se sumarían a una decena de miembros de los citados grupos que ya asistieron al encuentro que enfrentó a España y a la República Checa. La principal preocupación de las fuerzas de seguridad francesa es su posible encuentro con los radicales turcos y el correspondiente posible choque entre aficionados de las dos selecciones.

Varios hinchas otomanos han publicado en las redes sociales material con el que tenían pensado viajar a Francia y entre las instantáneas aparecen varias fotografías con cuchillos y armas caseras, lo que ha aumentado la preocupación tanto de la Policía gala, ya que los turcos cuentan con una hinchada con muchos antecedentes violentos.

Fernández Díaz: "No hay constancia en absoluto de este viaje"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado sin embargo que no le consta que ultras radicales españoles prevean ir a Niza (Francia) para el partido de la Eurocopa España-Turquía

En declaraciones  tras un acto de campaña electoral en Barberà del Vallès, ha dicho que la Policía le ha garantizado que "no hay constancia en absoluto" de este posible desplazamiento, y ha recordado que efectivos policiales acompañarán a aficionados a los partidos de la selección española en Francia.

Ha destacado que, ante partidos "de alto riesgo", se establecen dispositivos policiales que garantizan la seguridad en el estadio, en las inmediaciones y en los desplazamientos de aficionados y de jugadores, y ha añadido que se coordinan con el Ministerio del Interior galo para garantizar también la seguridad ante posibles intentos de ataques terroristas.