Jo Cox, una persona maravillosa

De clase media, llegó a estudiar en Cambridge. Se consideraba una persona moderada y vivía en una barcaza a las orillas del Támesis, así era Jo Cox

Se llamaba Helen Joanne Cox pero todo el mundo le conocía como Jo, era una mujer de clase media que fue la primera de la familia en estudiar en la universidad. No lo hizo en una universidad de su clase, estudió en una de las mejores del mundo, Cambridge, pero siempre contó que fue una experiencia difícil al estar rodeada de la clase alta y "estirada": "No crecí siendo una persona politizada o laborista. Fue en Cambridge donde me di cuenta por primera vez que importa de dónde vienes, cómo hablas y a quién conoces. Y yo ni conocía a la gente correcta ni hablaba del modo correcto. Para ser sincera, mi experiencia en Cambridge me dejó noqueada cinco años", explicaba y además añadía que "al final demostró ser útil. Tras aquello, venir al Parlamento ha resultado un paseo por el parque".

Bajita y sonriente se presentaba en las redes sociales como "madre, habitante de un barco, orgullosa de Yorkshire, Laborista por el condado de Batley y Spen. Montañera y excooperante en ayuda humanitaria". En menos de una semana esta "persona maravillosa" como decían sus compañeros en el Parlamento hubiese cumplido 42 años. Entró en la Cámara de los Comunes en las elecciones generales del año pasado, por la circunscripción de Batley, esa que le vio nacer en el norte de Inglaterra.

Amante de los barcos y el agua, vivía en una barcaza a orillas del Támesis y cerca de la Torre de Londres y como no podía ser de otra manera, sus más de 15.000 seguidores en Twitter y los más de 2.000 en la página de Facebook han visto cómo hace unos días participaba en una batalla naval en el Támesis con sus dos hijos y su marido, Brendan, subidos en una zodiac con una bandera que ponía 'IN', una forma más de hacer campaña por el 'RemaIN'. La "batalla" era contra Nigel Farage, el líder de UKIP que defendía el "Leave" (marcharse) frente a ellos que defendían el "RemaIN" (quedarse) en el referendum sobre el 'Brexit'.

Antes de dar el salto a la política, Jo, trabajó en Oxfam y Save de Chlidren y era asesora de la fundación de Bill Gates. Había viajado como cooperante y era la abogada en la Cámara de los Comunes de los refugiados sirios, con campañas para que el Gobierno aceptase más.

En lo que respectaba a la política se consideraba moderada y votó por Kendall pese a apoyar y avalar a Corbyn en las primarias, más tarde, admitió publicamente que se había equivocado apoyando al líder radical.