Alemania y Polonia no pasan del empate en un partido apasionante y con ocasiones (0-0)

El partido entre las selecciones vecinas dejó un resultado descafeinado para el fútbol que desplegaron ambos conjuntos y deja el grupo C completamente abierto

Alemania dejó dudas en su estreno, ganó a Ucrania pero no convenció. Ante Polonia, otro de esos clásicos del fútbol y la política, el equipo dirigido por Löw tenía que dejar claro que es candidato real a ganar esta Eurocopa y que con su fútbol dominaron el planeta hace dos años cuando fueron campeones del mundo.

Alemania salió con esa idea de dominar y lo que empezó dominando fue el apartado de tarjetas, a los dos minutos Khedira ya tenía una amarilla en su casillero. El partido parecía que se le ponía cuesta arriba con una amarilla tan pronto. Pero en el minuto cuatro, Götze llamó a la puerta polaca y casi acaba marcando el primero.

El resto de la primera parte fue un absoluto dominio alemán en el que Polonia solo podía defender y achicar balones. El asedio alemán recordó al partido de España pero el gol no llegaba y en ese trance de buscar el gol, Hummels perdía un balón en la mitad de su campo que aprovechaba Lewandowski para levantar a toda la grada ante la clara ocasión que podía haber sido pero no fue, el delantero del Bayern acabó desperdiciando una oportunidad clara.

Con esa jugada parecía que Polonia despertaba del letargo y empezaría a verse otro partido, pero solo fue un espejismo porque Alemania volvía a la carga para acabar con esa actitud reivindicativa del país vecino. Mucho dominio de Alemania que no se transformaba en gol y que apenas llegaban a la portería defendida por Fabianski pese a estar siempre rondando el área rival.

La segunda parte comenzó preciosa, prometedora. Primera llegada de Polonia al área rival y primer balón, que si Milik hubiese puesto más fe en ese remate, podría haber acabado en gol. La siguiente fue para Götze que no acabó en la portería de Polonia por poco.

Las ganas de ver goles y de meter se sucedían una tras otra por parte de los dos equipos pero no terminaban de llegar. Löw decidió dar descanso a Götze y revolucionar el partido sacanso a Schürrle, y vaya que si lo consiguió. El delantero del Wolfsburgo cambió la cara del equipo, pisando área rival, presente en el ataque y generando ocasiones. Mientras tanto en Polonia el que estaba llamado a ser el héroe del equipo Lewandowski solo dejó un taconazo en una jugada ensayada para que Milik, el verdadero activo polaco en el partido, disparase y rozase el gol. Polonia despertó de lo que había sido la primera parte y rompió el partido para que disfrutásemos viendo ocasión tras ocasión de ambos equipos.

Se esperaba de este partido lo que prometía y no decepcionó salvo por la falta de gol. El grupo está completamente abierto con las dos selecciones liderando el grupo con cuatro puntos y por detrás Irlanda del Norte que lleva tres, la última jornada pinta apasionante donde se decidirá qué selecciones pasarán a la siguiente ronda.

Ficha técnica

Resultado: ALEMANIA, 0 - POLONIA, 0. (0-0, al descanso)

Alineaciones:

Alemania: Neuer; Höwedes, Hummels, Boateng, Hector; Khedira, Kroos, Müller, Draxler (M. Gómez, min. 71), Özil; Götze (Schürrle, min. 65).

Polonia: Fabianski; Piszczeck, Glik, Pazdan, Jedrzejczyk; Blaszczykowski (Kapustka, min. 80), Krychowiak, Maczynski (Jodłowiec, min. 76), Grosicki (Peszko, min. 87); Milik, Lewandowski.

Árbitro: Bjorn Kuipers (HOL). Amonestó a Khedira, Özil y Boateng por parte de Alemania y a Maczynski, Grosicki y Peszko por parte de Polonia.

Estadio: Saint-Denis (París)