Pedro Sánchez avisa a Podemos: “Romper con todo me parece legítimo pero es una equivocación”

El candidato del PSOE dice que hará “una campaña en positivo, sin reproches y con soluciones justas”. Asegura que el 2 y el 4 de marzo, cuando pidió que le invistiese, le dijeron que no pero que, a la tercera, irá la vencida.

636011038381448469wEl líder socialista corrigió ayer su pesadumbre por las encuestas y su reconocimiento público de que su electorado está desanimado asegurando en la apertura formal de la campaña electoral que le dijeron dos veces que no a su investidura pero “a la tercera va la vencida” porque “hoy más razones que hace cinco meses” para votarle y porque el PSOE ha demostrado que “el cambio somos nosotros y está en nuestras manos”. Por supuesto, añadió en alusión a Podemos, “sin intermediarios” que lo único que han demostrado es que en realidad bloquean ese cambio coincidiendo con el PP.

El candidato socialista, acompañado por un Ángel Gabilondo que le espetó afectuosamente que los socialistas le han elegido para gobernar –“te ha tocado”, ironizó-, inició la campaña, tres horas antes de que comenzara oficialmente, en la plaza del socialista Pedro Zerolo, recientemente inaugurada en Madrid y a la que definió como “el kilómetro cero de la igualdad” en alusión al kilómetro cero de la Puerta del Sol desde donde se miden las distancias de todas las carreteras de España. Y lo primero que dijo fue, inspirándose en el dirigente homosexual del su partido que consiguió la legalización de los matrimonios gais durante el mandato de José Luís Rodríguez Zapatero, que el PSOE tiene que ser, como él, esencialmente “reivindicativo”.
“El cambio somos nosotros como lo fuimos en 1982 y seguimos siéndolo ahora”, destacó. Y, en un mensaje destinado a movilizar a su electorado, añadió que “hoy hay más razones y merece más la pena que hace cinco meses acudir a votar el 26 de junio”.
Tras destacar, para distinguirse de Podemos, que el PSOE tiene equipo para gobernar  (citó a Ángel Gabilondo, que le había precedido en la palabra, a Margarita Robles y a Josep Borrell entre otros), lanzó su mensaje: “Los socialistas suponen el apoyo a la solidaridad y el compromiso con los ciudadanos que sufren frente a un Mariano Rajoy tan previsible que todos sabemos que va a seguir haciendo más recortes”.
En ese punto, volvió el discurso hacia Podemos para matizar que tampoco esa fuerza política supone una alternativa seria. “Algunos se dicen socialdemócratas y acuden a IKEA para presentar su programa, pero la socialdemocracia no se vende por catálogo”, afirmó. “Hay que hacer un cambio más profundo y transcendente que el de cambiar a Rajoy y romper con todo me parece legítimo, pero es una equivocación”, resaltó refiriéndose a Podemos.
Tras asegurar que hará una campaña “en positivo, sin reproches y con soluciones justas” a los problemas de los españoles, Sánchez recordó que “Rajoy me dijo que no e Iglesias que tampoco, pero el cambio sólo se ha aplazado cinco meses porque llegará el 26 de junio de mano de los socialistas”. “La nueva política no ha muerto”, añadió. “La ha hecho un joven y viejo partido que es el PSOE intentando acordar con el distinto y eliminado el `tú más´ del quehacer político”, precisó.
Sánchez concluyó rechazando la idea de que un independiente acabe presidiendo el Gobierno si los partidos no acaban poniéndose de acuerdo. “El presidente del Gobierno va a ser votado por los españoles y está en esta plaza”, concluyó refiriéndose a sí mismo.
Sánchez ha sustituido la tradicional pegada de carteles por un vídeo en el que pide el voto en las elecciones del 26 de junio y anima a los ciudadanos "a decir sí a donde otros dicen no". Es la primera ocasión en la que un candidato socialista a la Moncloa arranca la campaña con una grabación, en vez de con el tradicional mitin nocturno.