Homs irá a declarar al Supremo por la consulta del 9-N ‘con la estelada colgada’

El Tribunal Supremo ha abierto hoy una causa contra el exconseller de Presidencia de la Generalitat y actual diputado de DiL en el Congreso Francesc Homs en relación con la organización de la consulta soberanista del 9-N de 2014. Concretamente, el tribunal investigará al entonces conseller de Presidència de la Generalitat y actual portavoz de Democràcia i Llibertat por tres delitos: desobediencia, prevaricación y malversación en relación con el 9-N. “Poca broma, que piden prisión”, ha destacado Homs al conocer la noticia pero inmediatamente ha añadido: “Ya puestos, iré a declarar al Supremo con la estelada colgada”.

La pieza asumida por el alto tribunal afecta sólo a la parte de la causa relacionada con el exconseller, mientras que el resto del asunto seguirá en manos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Ello es así porque Homs, que está aforado ante el Supremo por ser diputado en el Congreso, es lo que se conocer como un investigado sobrevenido. Es decir, la causa penal se abrió inicialmente por una querella contra el ex president Artur Mas, la ex consejera de Enseñanza Irene Rigau y la ex vicepresidenta Joana Ortega. Fue durante la investigación a ellos tres cuando la Fiscalía se topó con lo que considera indicios de la participación de Homs en los preparativos de la consulta cuando esta ya había sido prohibida expresamente por el Tribunal Constitucional.

Según los fiscales, la clave para imputar a Homs parece ser un informe que el exconseller de Presidencia envió, supuestamente, a una empresa contratista del 9N. En ese escrito Homs informaba de que las gestiones para preparar la consulta que encargaba a dicha empresa no vulneraban la suspensión de la consulta impuesta por el Tribunal Constitucional. Dicha documentación fue remitida por el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI), al que la empresa T-Systems, encargada del dispositivo informático del 9N, pidió que aclarara si sus trabajos quedaban afectados por la suspensión de la consulta acordada por el Constitucional.

El director del CTTI elevó la consulta a sus superiores y el 6 de noviembre de 2014, dos días después de la suspensión del 9N, recibió una carta firmada por Homs en la que el exconseller mantenía que, de acuerdo con los servicios jurídicos consultados, los trabajos contratados no estaban afectados por la resolución del TC. De esta forma, mantenía el fiscal catalán y reproduce ahora la fiscalía del Supremo, Homs “irrazonablemente, legitimó la continuación de los trabajos, lo cual condujo a que los mismos prosiguieran y culminaran en los días sucesivos”, apoyando su decisión en los servicios jurídicos de la Generalitat y en “otros expertos de Derecho penal, procesal, administrativo y constitucional”.

Francesc Homs ya declaró voluntariamente en marzo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y aprovechó para hacer un discurso político en el que se presentó como víctima de una persecución. Concretamente, vinculó su posible investigación por el 9N a su papel como portavoz de Democràcia i Llibertat (DiL) en el Congreso de los Diputados, y repartió acusaciones entre la Fiscalía, a la que reprochó actuar bajo directrices políticas, y el juez instructor, a quien acusó de seguir los dictados del Ministerio Público. En un momento del alegato, Homs dijo a los fiscales: “Cuanto mayor sea la pena que nos pidan, mayor sera la victoria”.

En declaraciones a RAC1 inmediatamente después de conocerse la decisión del tribunal, Homs ha señalado que no tiene “vocación de mártir ni de héroe”, y ha insistido en que el proceso que pretende poner en marcha el Supremo y el que se mantiene en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) contra el expresident Artur Mas y los consellers, es “una causa política”. además, ha adelantado que ante el Supremo no piensa decir “otra cosa que lo que dije ante el TSJC”. Además, ha lanzado una advertencia política al asegurar que “cuanto más alta sea la pena”, más se intensa será la reivindicación independentista: “Por esta vía acabaremos el proceso (soberanista) antes de lo que se piensan algunos”, porque “no se entiende en ningún lugar del mundo la posibilidad de meter a alguien en la cárcel por poner las urnas”, ha alegado.

Los comentarios de Disqus están cargando....