Rivera intentará un gobierno con los constitucionalistas porque ‘no queda otra’ frente al populismo

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado hoy que intentará formar gobierno con los partidos constitucionalistas, porque "no quedará otra" opción frente al populismo, y ha defendido el papel decisivo de su partido como "catalizador del cambio" y "garantía de estabilidad".

Rivera ha señalado en una entrevista en la Cope que, tras las elecciones del 26 de junio, probablemente la única salida será un pacto con populares y socialistas, pero ha recalcado que habrá que “descongelar” las relaciones entre ambos.

Y ahí, ha dicho que Ciudadanos puede ser decisivo para desencallar la situación y que su resultado electoral es fundamental para que el PSOE se vea obligado a optar por una opción constitucionalista y no populista.

“Hay que asumir que nadie tiene mayoría absoluta y esto merece mucha cintura y tengo claro cuál es el límite”, ha dicho Rivera, que ha centrado ese límite en tres ejes básicos para cualquier acuerdo futuro: la unidad e igualdad de los españoles, el protagonismo de la clase media y la regeneración política.

Rivera ha reconocido que ha rectificado su posición respecto a no formar parte del Gobierno al afirmar que “en este momento igual sí que hace falta mojarse para ejecutar las reformas” que no se han podido llevar a cabo por la “guerra fría” existente entre el PP y el PSOE.

“No hay una posición dogmática respecto a eso, sino una realidad”, ha precisado Rivera, para quien “lo importante es España, no quién tiene la silla de la presidencia o la vicepresidencia”.

En el mismo sentido, ha rechazado el “debate maniqueísta en torno a las personas” y ha insistido en que el presidente del PP, Mariano Rajoy ,”no es el problema como candidato”, sino que “es el final de una etapa” y que la nueva que empieza requiere más ambición.

Por eso, ha asegurado que no va a hacer un “debate de personas, sino de reformas”, pero ha reiterado que “Rajoy no es la persona que va a reformar todo lo que no ha reformado en cuatro años”.

Ha señalado que el presidente del Gobierno “lleva 35 años en política” y “todo llega a un fin”, pero “si el PP considera que no es así, es un debate interno que tienen que tener ellos”.