Histórico triunfo en el fútbol inglés

El Leicester, campeón de la Premier League tras el empate del Tottenham contra el Chelsea (2-2)

El modesto conjunto inglés obra el milagro y se proclama campeón de la 'Premier League' por vez primera en su historia a falta de dos jornadas

El Leicester City se ha proclamado campeón de la ‘Premier League’ por vez primera en su historia a falta de dos jornadas para acabar el campeonato, después de que el Tottenham Hotspur, segundo clasificado, no pudiera pasar del empate (2-2) este lunes contra el Chelsea en Stamford Bridge.

El Tottenham necesitaba un triunfo para aplazar el histórico logro del modesto Leicester, entrenado por el italiano Claudio Ranieri, pero un gol de Hazard en el minuto 82 culminó la igualada del conjunto local. Kane y Son Heung-Min habían puesto el 0-2 en la primera parte.

En cambio, Cahill, en el minuto 57, y el propio Hazard adelantaron el alirón del Leicester, un club modesto que iba a luchar por la permanencia al inicio del curso, pero que lo ha cerrado de forma casi perfecta, con 22 victorias y tan sólo tres derrotas, dos con el Arsenal y otra con el Liverpool.

El Leicester de Claudio Ranieri, ex entrenador del Chelsea, es el primer equipo que se consagra campeón por primera vez en su historia desde que el Nottingham Forest lo lograra en 1978.

El empate del Chelsea desató la euforia en una plantilla y la afición de Leicester, cuya triunfo en la ‘Premier’ se cotizaba a 5.000-1 en las casas de apuestas, a 160 kilómetros de Stamford Bridge.

La euforia se desató en el domicilio del delantero del Leicester Jamie Vardy cuando el árbitro Mark Clattenburg indicó el final del partido de Stamford Bridge entre el Chelsea y el Tottenham.

La plantilla de los ‘foxes’ se citó en la casa del atacante del Leicester, elegido el mejor jugador de la Premier en este año. Numerosos seguidores del equipo se agolparon con el paso de los minutos también alrededor del recinto.

En el salón de la casa de Vardy los jugadores celebraron eufóricos el gol de Hazard y aguantaron el tipo hasta el final del choque cuando se desató el éxtasis.