Argentina cancela su deuda con los ‘fondos buitre’ al pagar casi 8.000 millones de euros tras 14 años de disputas

Colocó el pasado martes deuda por importe de 14.602 millones de euros para pagar a sus acreedores

Argentina ha dejado atrás este viernes 14 años de cesación de pagos con la cancelación de más de 9.000 millones de dólares (7.965 millones de euros) de deuda con fondos acreedores conocidos como “holdouts” o ‘fondos buitre’, después de un prolongado conflicto judicial que impedía al país austral acceder a los mercados internacionales de crédito.

Los primeros acreedores ya han cobrado lo acordado, dijo a Reuters en Nueva York una fuente involucrada directamente en la operación, agregando que el dinero se depositó en las cuentas de cuatro grandes fondos -Elliott, Aurelio, Davidson Kempner y Bracebridge- que se encontraban en el centro del acuerdo. “Se han confirmado la recepción” del dinero, sostuvo bajo condición de anonimato.

Después del acuerdo judicial que las partes alcanzaron en Estados Unidos, Argentina colocó el pasado martes deuda por importe de 16.500 millones de dólares (14.602 millones de euros) para pagar a sus acreedores, en un exitoso retorno a los mercados de capitales.

El proceso de pago a los ‘holdouts’ comenzó por la mañana del viernes y concluirá cerca del mediodía argentino, aseguró una portavoz del Ministerio de Economía de Argentina.

Una vez cancelada la deuda, Argentina deberá esperar la autorización de la Justicia estadounidense -que se da por descontada- para pagar a los acreedores que habían aceptado canjear sus bonos en 2005 o 2010 y cobraban regularmente hasta que los pagos fueron bloqueados en el 2014 por un juez de Nueva York a petición de los “holdouts”.

Inversores consultados por Reuters dijeron que se espera que los pagos a los acreedores con deuda reestructurada se reinicien a mitad de mayo.