Rato liquidó dos 'offshore' en las que guardaba 3,6 millones

El exvicepresidente del Gobierno solicitó los servicios de Mossack Fonseca para cerrar dos 'offshore' investigadas por Hacienda en el 'caso Rato'

El exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, recurrió en 2013 al bufete panameño Mossack Fonseca, de donde proceden los documentos denominados como los 'papeles de Panamá', para liquidar las dos sociedades opacas donde guardaba 3.672.410 euros, según desvela El Confidencial.

El diario digital publica los documentos que demostrarían que el bufete gibraltareño Finsbury Trust & Corporate Services Limited, que gestionaba las sociedades de Rato en el extranjero, contrató a Mossack Fonseca para liquidar Westcastle Corporation y Red Rose Financial Enterprises, después de que fueran vaciadas de dinero.

Según la información de El Confidencial, un informe de Hacienda incorporado al sumario del 'caso Rato' precisa que sacó el dinero entre el 10 de junio de 2012 y el 11 de febrero de 2014 mediante transferencias a sus propias cuentas y a Vivaway Limited, otra empresa instrumental con sede en Reino Unido que estaba bajo el control de su despacho gibraltareño.

El intento de Rato, que pretendía evitar con esta maniobra que sus empresas 'offshore' fueran localizadas, no impidió que el Juzgado número 31 de Plaza Castilla, que instruye el procedimiento contra Rato por blanqueo de capitales, corrupción entre particulares, delito contra la Hacienda Pública y administración desleal, haya investigado a Westcastle Corporation y Red Rose Financial Enterprises.

Según los documentos, Red Rose Financial Enterprises comenzó a funcionar en noviembre de 2005, cuando Rato era director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y, finalmente, el 12 de julio de 2013, cuatro meses después de que Finsbury Trust & Corporate Services Limited iniciara las gestiones, la sociedad fue oficialmente disuelta.

Por su parte, Westcastle Corporation fue creada en 1993, tres años antes de que Rato entrara en el Gobierno de José María Aznar, y estuvo operativo durante su etapa de ministro, su paso por el FMI y su presidencia de Bankia.

Rato se refirió a ambas sociedades en su declaración ante la Guardia Civil el 25 de agosto de 2015, aunque no explicó de dónde procedían los 3,6 millones que guardaba en ellas, destaca El Confidencial, que explica que el trabajo de la firma Mossack Fonseca consistió en localizar a los testaferros de las dos 'offshore' que figuraban como directores para proceder a su liquidación.