Ciudadanos se desmarca del PSOE en la votación contra la Lomce

La mayor parte de la oposición apoya la proposición de ley del PSOE para paralizar su calendario de aplicación y su derogación

635954564698472115wLa mayoría de los grupos de la oposición al Gobierno en funciones ha votado la proposición de ley del PSOE para paralizar el calendario de la aplicación de la Lomce y su derogación posterior. Sólo PP y Foro de Asturias han votado en contra y Ciudadanos, CC y UPN se han abstenido. La proposición de los socialistas ha logrado 186 votos a favor, 112 en contra y 41 abstenciones.

En el Pleno de la Cámara al que ha asistido el Ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, en una bancada azul completamente vacía, el diputado socialista, Rafael Simancas, ha argumentado que el PSOE quiere una ley de educación más justa y reclamó una ley apoyada por la mayoría ya que “ninguna ley logrará un cambio educativo si no hay consenso”.

Simancas explicó que su formación quiere “parar y derogar” la Lomce “porque no arregla los problemas del presente y precisó que esta proposición es un primer paso para derogar esta ley y tratar de sustituirla por una que sea estable derivada de un “gran pacto social y político”. “No se trata de volver a la LGE” de la época de Zapatero, matizó, aunque reconoció que será “difícil” llegar a un consenso con los populares porque hay diferencias ideológicas”.

Para el diputado socialista la Lomce es "inasumible" tanto para profesores, como para los alumnos y sus familias, al tiempo que aseguró que su aplicación será muy conflictiva para las comunidades autónomas y los centros.

Desde el PP, la diputada Sandra Moneo, ha criticado al PSOE por no contar con ninguna ayuda por su parte ya que “el 80% de las enmiendas” que presentaron a la ley “fueron de supresión y no de mejora”. Moneo aseguró que “actuaciones como la de hoy impiden lograr un acuerdo de consenso” y advirtió que “si se quita la Lomce se paralizaría la enseñanza”. Pese a ello abogó por “un gran pacto en educación”.

Pese a su apoyo a la paralización de la ley, la diputada de Podemos, Ione Belarra fue más allá y pidió la “derogación inmediata de la lomce” y abogó por “un diálogo sincero con la ciudadanos y apoyarse en los profesionales para acabar con el vaivén de reformas educativas”. Belarra lamentó un modelo “que hace competir a las escuelas públicas con las privadas”.

Desde ERC, Joan Olòriz, consideró que la proposición es insuficiente ya que se debería derogar la ley en vez de sólo paralizarla. Este paso, arguyó podría darse ya porque existe “una mayoría parlamentaria suficiente para derogar la Lomce aquí y ahora".

También el diputado del PNV, Joseba Agirretxea, consideró que paralizar el calendario de la LOMCE es una medida "urgente", al tiempo que ha mostrado su oposición a la normativa por que "invade competencias" a Euskadi en materia educativa y afirmó que su grupo no aceptará ninguna nueva ley de educación "centralista".

En este mismo sentido se ha manifestado el diputado de DyL, Antoni Postius , al asegurar que la Lomce ha sido una afrenta al marco competencial autonómico, la diversidad lingüística de las comunidades y "transgrede" el régimen lingüístico establecido en el Estatut "con clara intencionalidad política".

Desde Ciudadanos, Antonio Roldán, defendió la abstención de su partido diciendo que “derogar no sirve para nada” si no que significaría “ir para atrás” y propuso sentarse en una comisión específica para ello con el fin de lograr un pacto educativo.

También Carlos Salvador de UPN justificó su porque "no aborda los temas importantes de la educación" y además consideró que paralizar la ley creará más conflictos en lugar de intentar resolver problemas.

También se abstuvo Coalición Canaria y Ana Oramas lo argumentó subrayando que la Lomce nació sin el consenso del sector educativa, ni el de las comunidades autónomas, destacando que las evaluaciones externas es una de las medidas que "más" les preocupan porque, en su opinión, establecerán rankings entre centros escolares.

En el grupo mixto, Marta Sorlí, de Compromís ha aplaudido la iniciativa, aunque lamentó que sea “insuficiente" paralizarla, pues es "arcaica" e ignora a la comunidad educativa, al profesorado y a los centros. Lo mismo que ha reclamado desde IU, Sol Sánchez, quien ha reclamado su derogación y ha abogado por un acuerdo para una nueva ley.

Leer más noticias sobre