Rajoy y Puigdemont, por primera vez juntos con motivo del homenaje a las víctimas de Germanwings

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, encabezan el acto de homenaje a las 149 víctimas del accidente del vuelo Germanwings 9525, que se ha celebrado en el aeropuerto de El Prat en la víspera del primer aniversario del siniestro. Poco antes de las diez de la mañana, la comitiva institucional, acompañada de varios centenares de familiares de víctimas, ha llegado al lugar del homenaje, ante la Terminal T2 del aeropuerto barcelonés, frente al mural de Joan Miró.

Al acto han acudido también la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, así como numerosos políticos. Una representante de la asociación de afectados del Vuelo ha intervenido en primer lugar, para lamentar que este homenaje coincida con una “semana trágica”, tras el accidente de autocar en Freginals (Tarragona) el pasado fin de semana y los atentados terroristas de ayer en Bruselas.

El vuelo GWI 9525 de Germanwings partió de la Terminal 2 del aeropuerto de El Prat el 24 de marzo de 2015 en dirección a Düsseldorf, si bien el piloto alemán Andreas Lubitz, que sufría depresión, modificó intencionadamente los ajustes del piloto automático para que el aparato descendiera y lo hizo estrellar contra los Alpes franceses, según el informe final de los investigadores franceses.

Se trata del primer contacto entre el presidente del Gobierno central y el presidente de la Generalitat desde que la investidura de este último. Rajoy nunca llamó a Puigdemont. Es más, el acto de este miércoles se produce en medio del malestar que ha causado en el Ejecutivo catalán que el presidente en funciones no se pusiera en contacto ni siquiera para tansmitir el pésame por el accidente de autobús de Tarragona en el que murieron trece estudiantes de Erasmus.

En El Prat, Rajoy y Puigdemont se han saludaddo de forma protocolaria y han mantenido una breve conversación de cortesía. El presidente del Gobierno español se ha apresurado a comentarlo en Twitter.

Durante su intervención en el acto, Puigdemont ha hablado de “catástrofe evitable” al recordar cómo se estrelló el avión de Germanwings y ha pedido mejorar la seguridad para “cambiar las circunstancias” que la provocaron. Ante los familiares de los fallecidos y Mariano Rajoy, el ‘president’ ha destacado que “hoy es un día de duelo y de recuerdo” puesto que “hace un año de una tragedia que hizo que la tristeza se apoderara de nuestro país”. “Esta tristeza no desaparecerá, siempre la llevaréis encima”, ha apuntado el presidente de la Generalitat dirigiéndose a los familiares, “pero nos hará recordar a todos que -ha añadido- en las peores horas, sale lo mejor de un país”. Esto, ha explicado Puigdemont, “lo vimos al producirse esta catástrofe aérea, lo estamos viendo en el accidente de Freginals (Tarragona) o en los atentados de Bruselas”.

Según el presidente catalán, como “bien” ha dicho la asociación de víctimas de esta tragedia aérea, “tenemos deberes que hacer, porque fue una catástrofe evitable” y, en este sentido, ha pedido trabajar para “cambiar las circunstancias para que no vuelvan a producirse” sucesos como este. El siniestro del avión se produjo hace un año cuando el copiloto de la compañía, con problemas psicológicos, se encerró en la cabina y estrelló el avión. El presidente de la Generalitat ha finalizado su intervención afirmando que este ha sido “un acto de memoria y de generosidad para encarar el futuro”.

Rajoy, por su parte, ha subrayado la solidaridad entre administraciones y también entre países cuando se produjo la tragedia. “Sentí orgullo de la colaboración entre nosotros”, ha dicho la tiempo que recordaba cómo ese día fue al lugar del accidente junto al entonces presidente de la Generalitat Artur Mas, y allí se encontraron con los primeros ministros francés y alemán, François Hollande y Angela Merkel. También ha asegurado que recuerda con dolor aquel día pero que actos como el de este miércoles sirven para honrar la memoria y expresar a los familiares el afecto y cariño, y ha resaltado la “labor impagable” de la Asociación de Afectados del vuelo Germanwings 9525, organizadora del homenaje.

Dos semanas después de publicarse el informe de la comisión que investigó el accidente, provocado por el copiloto, ha dicho: “Sabemos lo que pasó y ese conocimiento nos tiene que ayudar a articular medidas para que no se vuelva a repetir”. Rajoy ha remarcado que la seguridad aérea debe seguir siendo una de las grandes prioridades, aunque los protocolos sean “muy exigentes” actualmente.

 

RELACIONADO