La Inspección no ve acoso escolar en el caso de Diego y defiende la actuación del colegio

El segundo informe de la inspección educativa de la Comunidad de Madrid sobre el niño que se suicidó en Leganés concluye que no hay indicios de acoso escolar hacia Diego, que estaba "altamente integrado" en su colegio, Nuestra Señora de los Ángeles, centro que "actuó dentro del marco regulador".

La Consejería de Educación ha trasladado este miércoles el informe a los padres del niño de 11 años que se suicidó el pasado mes de octubre en esta localidad madrileña por un presunto caso de acoso escolar, un asunto que se archivó por segunda vez en los tribunales a finales de febrero, porque se consideró que no resultaba “justificada la perpetración de ningún delito”.

Este segundo informe de la Comunidad de Madrid, que recoge que el niño estaba bien integrado en el grupo de alumnos y tenía buena relación con sus compañeros, se ha trasladado a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y al Juzgado de Instrucción de Leganés que ha llevado el caso.

Según el informe de la Consejería, el centro actuó dentro del marco regulador “tanto en lo que respecta a la atención educativa de los alumnos como en lo relativo a las normas de convivencia” y no se han encontrado “indicios, sospechas o evidencias de situaciones, circunstancias y conductas que puedan ser calificadas de acoso escolar hacia el alumno Diego González”.

El informe subraya además que el colegio cuenta con los protocolos de actuación y documentación institucional adecuados y agrega que de la actuación del profesorado “no se desprenden actuaciones o comportamientos inadecuados”.

El consejero de Educación, Juventud y Deporte, Rafael van Grieken, se ha reunido este miércoles con los padres del menor para informarles de los resultados de la investigación, reabierta por la inspección educativa tras el encuentro que ellos mantuvieron con la presidenta de la Comunidad de Madrid el pasado 25 de enero. En dicha reunión, Cristina Cifuentes se comprometió personalmente con los padres a llegar hasta el final en la investigación del caso.

Tras una entrevista inicial con los padres del alumno fallecido y sus representantes legales, las diligencias han consistido en entrevistas con la dirección del colegio Nuestra Señora de los Ángeles, tutores del alumno durante los últimos cuatro cursos, profesores, monitores, psicóloga externa y orientadora, estudiantes y padres de alumnos del centro.

En su informe, la inspectora apunta que ningún profesor del colegio tiene constancia de que el alumno estuviera implicado en ninguna pelea o discusión y tampoco presenciaron reproches, insultos o conductas humillantes hacia él.

El informe de la Inspección Educativa propone dar por concluidas las actuaciones en el colegio concertado Nuestra Señora de los Ángeles al no encontrar indicios, sospechas o evidencias de que se estuviera produciendo acoso escolar contra el menor.