El conductor se durmió o se distrajo antes del accidente en Tarragona

La investigación de los Mossos atribuye el siniestro a un "volantazo" repentino del chófer y confirma que las víctimas no llevaban el cinturón de seguridad

Las primeras hipótesis de los Mossos d’Esquadra apuntan a que el conductor del autobús que el pasado domingo se accidentó en Freginals (Tarragona), causando la muerte a 13 estudiantes de Erasmus, se durmió o se distrajo al volante por una causa indeterminada, ya que dio un “volantazo”.

Así lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa el comisario de Movilidad de los Mossos d’Esquadra, Miquel Esquius, que también ha anunciado que ninguna de las trece víctimas del autobús siniestrado llevaba puesto el cinturón de seguridad.

El conductor, de 62 años y al que los Mossos d’Esquadra le atribuyen un total de trece delitos de homicidio imprudente, permanece hospitalizado en estado crítico debido a las lesiones que se le detectaron horas después del accidente.

RELACIONADO