'El País' anuncia que su edición de papel tiene los días contados por la crisis y apuesta todo al formato digital

Su director Antonio Caño no da una fecha de cierre, pero vislumbra un panorama desolador en el que incluso la supervivencia de la web "no está garantizada"

Los días del diario 'El País' en formato papel tiene los días contados. En una carta abierta en su página web, su director, Antonio Caño, afirma que ha tenido una reunión con la plantilla para explicar la inminente transformación del diario en un medio "esencialmente digital".

Aunque no da una fecha para el cierre del periódico en formato papel, que a pesar de los problemas a los que se enfrenta destaca que "sigue siendo el más leído", Caño admite que "la supervivencia" no está garantizada y que la crisis "no ha tocado fondo". 

"Se puede dar ya por hecho que el hábito de la compra del periódico en el quiosco ha quedado reducido a una minoría", afirma el director de 'El País', que subraya que el futuro será totalmente digital, aunque incluso en ese ámbito la situación es "incierta".

"La masiva transferencia de lectores de la web a los teléfonos móviles, así como la aparición de nuevos dispositivos portátiles y de amenazas recientes como los bloqueadores de publicidad, junto a otras más conocidas como la instalación de la cultura de la gratuidad, hacen muy complejo también el horizonte en el terreno de los nuevos medios", prosigue Caño, que sin embargo afirma "no tener miedo" a los cambios que vienen y que toda la plantilla ha de afrontar con gran "esfuerzo".

Así, admite que el momento "clave" está cerca y que éste empieza por concluir la primera fase de las obras que habilitarán "una nueva redacción". Con ello llegará el momento de "la conversión de 'El País' en un periódico "esencialmente digital". Habrá una nueva redacción sin despachos y un espacio abierto, al modo de las grandes empresas americanas, para la mejor coordinación de todos los profesionales. Además, Caño pide a los lectores su ayuda para mejorar mediante sus críticas en todo lo que sea posible y seguir creciendo.

Caño termina destacando que la edición impresa se seguirá publicando "durante todo el tiempo que sea posible", aunque a tenor del panorama desolador del que habla su supervivencia parece más complicada que nunca. Eso sí, en ningún momento de la carta se hace mención a cual es el futuro de los trabajadores del periódico de papel.

De cerrar su edición impresa en un corto plazo, 'El País' seguiría los pasos de históricos periódicos como el británico 'The Independent', que ya anunció que dejará de imprimirse en papel en marzo por no ser rentable, fiando todo a la edición digital.