Asesina presuntamente a su expareja y se suicida en un bar en Zaragoza

El hombre, que tenía una orden de alejamiento, ha disparado a la mujer antes de quitarse la vida en el interior del establecimiento

Una mujer y su expareja han aparecido muertos con disparos de arma de fuego en un bar en el barrio de Miralbueno de Zaragoza en lo que podría tratarse de un nuevo caso de violencia de género, ya que se sospecha que el hombre podría haberse suicidado después de matar a su excompañera sentimental. La mujer había interpuesto una orden de alejamiento contra el presunto homicida el pasado 5 de febrero, ha desvelado en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

Ambos han sido encontrados muertos en el bar Planet del barrio de Miralbueno en Zaragoza por la dueña del establecimiento cuando fue a abrirlo a las siete y media de la mañana, según ha asegurado una vecina en declaraciones a los periodistas.

Los fallecidos son una de las camareras del bar, Soraya, y un hombre, que al parecer fue su pareja. La mujer había denunciado hacía dos semanas a este último, sobre el que pesaba una orden de alejamiento de ella de más de 500 de metros.

La mujer le denunció el pasado 5 de febrero después de que se lo encontrara en el interior de su domicilio, hecho por el que fue detenido y puesto en libertad por el juez con la citada orden de alejamiento.

La mujer, con iniciales S.G.S., vivía en Zaragoza y tenía 37 años, mientras que el hombre, M.R.M.P., de 41 años, tenía fijada su residencia en Medina del Campo (Valladolid).

El asunto, por el que se ha decretado secreto de sumario, lo lleva el Juzgado de Instrucción número 4 de Zaragoza a la espera de confirmar que se trata de un caso de violencia de género para elevar el asunto al juzgado competente para el caso, ha dicho el delegado del Gobierno.

“Me voy a llevar a tu madre a un viaje muy largo”

Según Gustavo Alcalde, el suceso habría tenido lugar alrededor de las 07.00 horas de este lunes dado que la mujer, que trabajaba de camarera en el local en el que ha sido encontrado su cadáver, era la encargada de preparar la bollería y ésta se encontraba hecha cuando han sido hallados los cuerpos por la propietaria del local y un cliente que le ha avisado al encontrar la persiana a medio bajar.

Según algunos vecinos, una vez que la dueña del establecimiento, Rosi, encontró a los fallecidos, salió diciendo del bar “la ha matado”.

Una persona, que no ha desvelado su nombre pero que es allegada de la víctima, ha asegurado, en declaraciones a los medios de comunicación, que al hijo de esta, menor de edad y fruto de una relación anterior, le llegó a decir: “Me voy a llevar a tu madre a un viaje muy largo”.

Durante varias horas la Policía científica ha trabajado en el interior del local para esclarecer las posibles circunstancias de estas muertes y sobre las 11.45 horas hermanos de la Cofradía de la Sangre de Cristo han retirado los dos cadáveres.

Los vecinos han asegurado no haber oído ruidos esta noche. “Ni jaleo, ni nada”, afirmaba una mujer.

Entre los clientes del bar, en un principio, a muchos les costaba fijar la imagen de la mujer fallecida, porque el bar “cambiaba habitualmente de camareras”.