Sánchez pide que se aparque el debate sobre el referéndum hasta que se haga una reforma constitucional

El candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, dejó hoy bien sentado que la posibilidad de convocar un referéndum sobre el encaje de Cataluña que contemple la posibilidad de su independencia no es constitucional y sólo cabe discutirla en el marco de una reforma constitucional.

Así se lo explicó a Joan Tarda, de ERC, y Francesc Homs, de Democracia i Llibertat, en el encuentro que mantuvo con ellos en el Congreso dentro de su ronda de negociaciones para sacar adelante su investidura. Además, les recordó que existen varias sentencias del tribunal Constitucional declarando inconstitucionales los refrendos que vayan en ese sentido.

Ese mismo criterio lo hizo extensivo a Podemos dando a entender que sería bueno que aparque el tema para que no sea una línea roja y para que la discusión sobre el programa del Gobierno de cambio se centre en las políticas de emergencia social y de recuperación de los derechos básicos de los ciudadanos eliminados por Mariano Rajoy y en los que afectan a la regeneración democrática. Sánchez destacó que, en ese asunto prioritario tanto para la sociedad española en su conjunto como para la catalana en concreto, el PSOE y Podemos tienen “terrenos comunes” que la comisión negociadora de su partido estudiará para ver cómo incorporarlas a su propuesta de investidura.

Sánchez fue contunde a la hora de señalar que “queremos que los catalanes voten, pero hay que tener en cuenta que la Constitución española no reconoce la posibilidad de fragmentar España”. A su juicio, lo que debe hacerse “es una reforma constitucional para proponerla a la sociedad catalana” y que el conjunto de los españoles voten un acuerdo entre todos -sobre el encaje de Cataluña en España-, al que puede sumarse después otro acuerdo sobre un nuevo Estatuto de Autonomía, emanado de la reforma, para que lo voten los ciudadanos catalanes como han hecho hasta ahora.

Todo ello, por supuesto, sin obligar a los ciudadanos de Cataluña a elegir entre si son españoles o catalanes y tras buscar una solución política que restaure la convivencia fracturada tanto por Rajoy como Artur Mas con sus políticas de confrontación. Una solución que evite, como pretenden algunos, “trasladar la decisión al pueblo catalán” para que resuelva el actual problema de convivencia.

El líder socialista recordó que los socialistas siempre han potenciado la diversidad cuando han gobernado. “Y nunca se ha planteado una declaración de independencia en Cataluña como ahora e incluso se resolvieron otros pulsos -en alusión al Plan Ibarretxe- dentro de los cauces institucionales”, destacó.

Disqus Comments Loading...