La consulta en Cataluña, ‘imprescindible’ según el documento de Podemos

Podemos ha incluido en su propuesta de gobierno de coalición que ha trasladado al PSOE la celebración del referéndum "con todas las garantías" en Cataluña para que sus ciudadanos puedan ejercer el "derecho a decidir" sobre el futuro político de esa comunidad. Dentro de los ejes programáticos para la conformación de un Gobierno "de cambio" aparece un apartado dedicado a la plurinacionalidad y el modelo territorial, en el que, entre otras medidas, apuntan a la necesidad de modificar el artículo 2 de la Constitución en aras del reconocimiento de la realidad plurinacional y a la celebración de la consulta en Cataluña.

Pablo Iglesias presentó este lunes en el Congreso su oferta programática para negociar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno incluyendo en ella la realización de un referéndum sobre el futuro de Cataluña, un punto que el Comité Federal del PSOE considera innegociable y tiene prohibido discutir al secretario general de su partido. El líder de Podemos, coincidiendo con el portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech, afirmó contundentemente que “es fundamental que el referéndum figure en el marco de acuerdo”. Preguntado si ese punto es discutible, Iglesias insistió en que “España es una realidad plurinacional y su unidad depende del reconocimiento de su diversidad”. “El referéndum es la mejor solución y la más democrática”, destacó.

El máximo dirigente de Podemos, se ofreció a negociar con ERC y Democracia i Llibertat para que se abstengan en la investidura si Sánchez. “Si el PSOE no lo hace, yo hablaré con ERC y DiL porque su abstención sería algo muy positivo y creo que tienen un interés sincero en que el PP no siga gobernando España”, explicó. No obstante, aclaró que les dejaría claro que hay una cosa que les diferencia claramente porque “no queremos que Cataluña se vaya de España”.

Bases para el acuerdo

Las “bases políticas para un Gobierno estable y con garantías”, los 98 folios que ha entregado hoy Iglesias al PSOE -a las que se incorpora una memoria económica sobre los costes que no todavía no hizo pública- dedican casi todo su texto a las que deben ser las tareas de un Ejecutivo modificado en el que Podemos quiere que se respete la proporcionalidad fijada por los resultados electorales para cada fuerza política, incluida IU. “Ahora no toca hablar de sillones, pero la proporcionalidad es fundamental para configurar un Gobierno de coalición”, manifestó.

Tras afirmar que se va a “dejar la piel” por ese Gobierno que, a su juicio, debe vicepresidir y ha de ser de coalición para ser fuerte y no “en solitario” porque sería inestable e inseguro, y añadir que tendrá para el presidente Sánchez “la máxima lealtad y responsabilidad, indicó que, en cualquier caso, el posible acuerdo debe incluir “garantías” de que se va a cumplir lo pactado. También señaló que espera reunirse con e candidato socialista entre este lunes y el jueves, cuando él diga, y que en esa reunión, si hay acuerdo, se acuerde formar equipos negociadores que trabajen deprisa para que el trabajo esté cumplido antes del día 26 de febrero, la fecha final de propuestas al Parlamento antes de la investidura del 2 de marzo. En cualquier caso, Iglesias aseguró que “si hay voluntad de acuerdo, tenemos tiempo de sobra, a lo que añadió: “Espero de corazón que Pedro Sánchez sea mi presidente”.

Ronda de contactos

Situándose en una posición que tanto socialistas como Ciudadanos criticaron por no corresponderse con la realidad porque no ha sido propuesto candidato por el Rey, Iglesias informó que va a iniciar “una ronda de contactos” que, además de priorizar a Sánchez, incluye a la dirigente de Compomís Mónica Oltra (el viernes) y Alberto Garzón el jueves. La semana que viene pretende continuar la ronda con el PNV y otros partidos que pueden apoyar la investidura directamente o favorecerla con su abstención y con Ciudadanos e incluso el PP. De hecho, dijo haberle enviado el documento a Mariano Rajoy, quien le ha devuelto el acuse de recibo, porque “será quien encabece la oposición y debía hacerlo por lealtad de Estado y cortesía parlamentaria”.

El máximo responsable de Podemos también repasó algunas de sus propuestas y destacó que el Ministerio de Plurinacionalidad no será de nueva creación (se nutrirá con el viejo ministerio de Administraciones Públicas), que reclaman que Hacienda vaya con Economía, que se cree una novedosa Secretaría de Estado de la Infancia y que haya otra contra la corrupción porque “no queremos más casos Aguirre, Barberá o de la Serna”. También destacó la vicepresidencia que quiere ocupar, de la que dijo que debe tener un marcado carácter social, seguirá encargándose de los servicios de inteligencia y de las misma tareas que en la actualidad.

Finalmente, insistió en que lo prioritario debe ser asegurar el rescate de las personas en peores condiciones, crear empleo digno y revertir los derechos de los ciudadanos y los recortes en los servicios públicos. Y, además, llevar a cabo la regeneración democrática y sentar las bases de una “nueva transición”.

Los comentarios de Disqus están cargando....